Ediciones
Desplaza

Durante estos últimos años, hemos sido testigos de cómo algunas tendencias de juegos han adquirido una popularidad realmente increíble, desde la futurista (las nuevas tecnologías emergentes) a la nostálgica (regresos y ‘remakes’ para miembros de las generaciones X y millennials). Este año no ha sido diferente, insinuándose una amplia variedad de nuevos desarrollos que, sin duda alguna, revolucionarán la industria de los videojuegos tal y como la conocemos hoy. Hemos escogido cinco de las tendencias más prometedoras que han ido tomando forma este 2018, y que vigilaremos de cerca durante los próximos meses.

La Revolución de la RV

Para los no iniciados, esta tendencia de realidad virtual (VR) es la aplicación de un entorno artificial tridimensional (3D) a los juegos de computador. Los entornos de realidad virtual se crean con software VR y se presentan al usuario de tal manera que suplantan el entorno del mundo real, ayudando a suspender la duda sobre su veracidad y a que la experiencia que el usuario tiene del entorno VR sea totalmente real; es decir, se trata de una experiencia de juego de inmersión.

A pesar de que la tecnología no es todavía algo convencional, la industria de los juegos de realidad virtual está en pleno auge en estos momentos, con unas ventas de casi 300 millones de dólares anuales el pasado 2017, mientras que la inversión en todo el mundo en las tecnologías de VR (realidad virtual) y AR (realidad aumentada) ha alcanzado este 2018 la cifra de 2300 millones de dólares. Aunque el énfasis recae en el juego, los expertos ya advierten que los videojuegos son solo el principio de la VR, la cual, tarde o temprano, ayudará en muchos campos diferentes, desde procedimientos quirúrgicos a clases de conducción.

El futuro es femenino

El estado actual es un poco deprimente, ya que el número de mujeres protagonistas en juegos E3 continúa teniendo una sola cifra, a la vez que la mayoría de personajes femeninos en videojuegos tienen un papel de poco más que «animadoras» antes los papeles dominantes de los protagonistas masculinos. Aunque la infrarrepresentación femenina en el mundo de los juegos ha sido un problema durante años, las cosas están empezando a cambiar, y antes de que termine este 2018, seremos testigos de juegos de alto perfil como, entre otros, The Last of Us 2, Wolfenstein Youngblood y Battlefield 5, en los que aparecerán mujeres fuertes ocupando papeles centrales, lo que en sí ya es un paso hacia delante.

Las cosas también están empezando a cambiar fuera de la pantalla, ya que cada vez más mujeres triunfan en sus carreras profesionales en el sector de los videojuegos. Si esto es así, es parcialmente o en buena medida gracias a grupos como WIGJ (Women In Games Jobs) e iniciativas como Women in Gaming que se está llevando a cabo en Facebook, y que apoyan a las mujeres que trabajan en este sector al ofrecerles una plataforma para conectarse entre sí y permitir que sus voces puedan ser oídas en la industria en general. Ahora que los videojuegos forman uno de los espacios de más rápido crecimiento de la cultura popular, es importante reducir la brecha de género y crear una mayor paridad tanto en la pantalla como detrás de ella. En estos momentos en que más del 35% de ávidos jugadores son, de hecho, jugadoras (y con millones y millones de dólares sobre la mesa), es más fácil que este cambio positivo acabe siendo una realidad.

Juegos accesibles

Como cualquier jugador ya sabe perfectamente, los controles de juego pueden ser problemáticos. Especialmente en el caso de personas con discapacidades, la experiencia del videojuego puede convertirse en lo suficientemente desagradable como para que no merezca la pena jugar. Microsoft, no obstante, que está trabajando para corregir esta situación, acaba de lanzar su nuevo Control adaptativo para jugadores con movilidad limitada. El control permite conectar cualquier dispositivo externo imaginable, como relojes, botones y joysticks, con el fin de crear una experiencia de juego personalizada, otorgando de este modo a los jugadores la libertad de jugar a su manera.

Actualmente ya es compatible con las consolas Xbox One y los PC con Windows 10, y ya se está planificando sacar al mercado el Control Adaptativo para también PlayStation 4, Nintendo Switch y otras. «Trabajaremos con otros proveedores para descubrir cómo podemos conseguir que funcione en otras plataformas», afirma Evelyn Thomas, gerente del programa de este proyecto. «Deseo que funcione con Sony, deseo que funcione con Nintendo. Deseo que funcione en todas partes, porque el jugador ganará cuando ello sea posible».

Los juegos independientes se convierten en convencionales

Aunque 2017 fue un buen año para los juegos independientes, 2018 ha sido el año en que hemos visto la explosión definitiva de estos juegos, con una mayor cantidad de juegos independientes pasando a convertirse en convencionales. Hoy en día, los juegos independientes compiten directamente con las producciones de gran presupuesto, compartiendo las mismas plataformas y siendo objetos de análisis de los mismos medios y críticos. ¿Quién de nosotros podría imaginarse esto, diez, cinco o incluso solo tres años atrás? ¡Nadie!

Solo hay un pequeño problema: que debido a su súbito éxito, el desarrollo de juegos independientes se ha convertido en un campo increíblemente competitivo que a menudo solo genera ingresos a corto plazo. Dado que a los desarrolladores de juegos independientes no les resulta fácil ganarse la vida como hacen los desarrolladores de juegos convencionales, se ven obligados a producir constantemente nuevos juegos, un hecho que inevitablemente conduce a la creación de juegos de una calidad a veces cuestionable. Así, a pesar de vivir en la época dorada de los juegos independientes, todavía queda mucho camino por recorrer si deseamos garantizar la fortaleza de la industria de juegos independientes.

Battle Royale: el genero a vigilar

Los juegos tipo Battle Royale combinan elementos de exploración y supervivencia, con grandes grupos de jugadores luchando y carroñeando por una zona de juego menguante, mientras compiten para convertirse en el último superviviente. El origen de este juego, cuyo nombre proviene de la película distópica de suspenso japonesa Battle Royale (2000), se encuentra en las modificaciones realizadas en juegos de supervivencia online a gran escala como Minecrafty ARMA 2.

Aunque Player Unknown’s Battlegrounds, lanzado en 2017, está considerado como el juego que define el género battle royale, desde entonces se ha visto sobrepasado por Fortnite por lo que respecta a número de jugadores e ingresos. De hecho, Fortnite ha gozado de tanto éxito, gracias a su estilo único y diferente de jugar típico de battle royale, que los creadores Epic Games decidieron otorgar premios por valor de 1 millón de dólares en su primer año de competencia en torneos tipo deportivos. La verdad es que se ha convertido en todo un fenómeno cultural que no muestra signo alguno de desaparecer, hasta el punto que ahora ya estamos ansiosos de ver qué nuevos juegos nos deparará este género.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados