Ediciones
Desplaza

Pequeñas cajas. Sí, es lo que hemos dicho: pequeñas cajas. ¿Es eso todo lo que significa la vida moderna? Nacemos y nos ponen en una cuna, que te lo mires como te lo mires no deja de ser una pequeña caja. O, si eres un bebé en Finlandia, entonces te pondrán literalmente en una caja, pero de cartón.

Espera unos años y te pondrán en otra caja: un aula. Después de eso, lo más probable es que acabes en una caja todavía más grande: una oficina. Dependiendo del capricho de la empresa para la que trabajes, podrían incluso confinarte en un infierno de compartimiento.

Y por si eso no fuera suficiente, nuestras vidas privadas son apenas mejor gracias a los alquileres verticales y sus precios inmobiliarios que confinan buena parte de nuestras vidas en lo que es, otra vez, poco más que pequeñas cajas. Incluso los más valientes que se rebelan contra la tiranía del mercado inmobiliario acaban persiguiendo sueños, como el movimiento de las casas pequeñas, que sí, acertaste, no son más que cajas, pero todavía más pequeñas.

A veces es necesario tener una auténtica visión para detenerse por un momento y, ejem, pensar más allá de los límites de una caja. No tiene sentido reinventar la rueda. No obstante, sí que lo tiene como mínimo cuestionarse el papel que juega la caja en nuestras vidas.

Uno de esos librepensadores es el arquitecto griego Tilemachos Andrianopoulos que abrazó el concepto del triángulo para crear una casa única en Megara, Grecia, que es especialmente adecuada para el lugar y las condiciones en las que se encuentra, al mismo tiempo que es capaz de crear y ofrecer espacios vivibles altamente flexibles.

Los triángulos siempre se han usado en arquitectura. Ya desde las pirámides egipcias hasta hoy, su fuerza y su estabilidad han sido ampliamente valoradas. No obstante, la siempre presente caja rectangular es lo que parece haber ganado el pulso en los diseños arquitectónicos.

Si no estás convencido del liberador potencial del triángulo, echa un vistazo a la casa con tus propios ojos para apreciar las ingeniosas soluciones arquitectónicas de Andrianopoulos por ti mismo, entre olivos y con preciosas vistas sobre las dramáticas montañas de Geraneis.

Nacido en Atenas en 1974, Tilemachos Andrianopoulos es el fundador de la Tense Architectural Network (TAN) y profesor en el Colegio de Arquitectura de la Universidad Técnica Nacional de Atenas.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados