Ediciones
Desplaza

Junio, el Mes del Orgullo LGBTQ en los EE. UU., marca el inicio de la temporada del Orgullo en todo el mundo, donde se celebra el amor, la inclusión y la autenticidad a través de una amplia variedad de eventos. Y mientras esperas poder asistir a dichos eventos, quizás te interese preparar la temporada viendo alguna película que haya captado la experiencia de la vida LGBTQ de manera auténtica y original.

Nos hemos asociado con programas, iniciativas y portavoces del movimiento LGBTQ, desde GLAAD a la Campaña de los Derechos Humanos, Bi Pride UK, The It Gets Better Project, La Fundación LGBT e incluso las estrellas de Ru Paul’s Drag Race, Miz Cracker y Tammie Brown, y todos ellos han escogido sus películas LGBTQ favoritas, además de explicarte por qué deberías verlas.

Love, Simon (2018)
Seleccionada por Jeremy Blacklow, Director de Entertainment Media de GLAAD.

“Love, Simon es una comedia romántica gay para adolescentes con la que muchos miembros de la generación X y muchos Millennials han crecido y han deseado emular. La carta de amor de la era digital que Greg Berlanti envía a la era de John Hughes es un tierno cuento universal de deseo y anhelo de jóvenes de instituto en el que la cuestión central de la historia es si un chico podrá, al final, seducir a otro chico.”

Para obtener más información sobre GLAAD, visita glaad.org

Viva (2015)
Seleccionada por Miz Cracker, actor drag y estrella de Ru Paul’s Drag Race
 
“Viva es una de mis películas queer favoritas. Al principio puede parecer como la típica historia gay anticuada en la que un chico aprende a amarse a sí mismo a fin de poder amar a los demás. Pero más allá de la trama familiar, la película nos ofrece una visión clara y nítida del panorama drag queen en Cuba, la gente que lo hace realidad cada noche, y un cautivador joven que desea formar parte de todo ello. Aunque la historia tiene lugar en Cuba, es una de las pocas películas sobre el movimiento drag queen que me ha hecho decir: «Uauu, todavía recuerdo esa etapa de mi vida» o «Yo he estado en esa situación». Nuestras circunstancias pueden ser diferentes, pero hay algo en los personajes que me resulta familiar de tal manera que hace que una drag queen como yo se sienta menos sola».

Puedes seguir a Miz Cracker como @Miz_Cracker en twitter y en mizcracker.com

A Fantastic Woman (2017)
Seleccionada por James Luxford, editor cinematográfico de AMEX Essentials Global.

 El destacado drama de Sebastián Lelio se centra en Marina, una mujer transgénero que lucha por sobreponerse a la muerte de su amante, a la vez que defiende también contra su ex-esposa y sus hijos su derecho a llorar la memoria del ser amado que ha perdido. La audaz interpretación de Daniela Vega convirtió a la protagonista de esta película en la primera persona transgénero de la historia que ha presentado un Premio de la Academia. La película, en sí, ilustra las horribles micro agresiones que inundan la vida de Marina justo cuando ella se siente más vulnerable. Es una película cruda, pero vital.

What’s Love Got To Do With It? (1993)
Seleccionada por Tammie Brown, actor drag y estrella de RuPaul’s Drag Race & Ru Paul’s Drag Race All Stars

Hay películas que no están categorizadas como LGBTQ, pero que tienen un impacto duradero en la comunidad en el sentido de que inspiran a mucha gente a ser ellos mismos; me refiero a películas como El mago de Oz, Sunset Boulevard y Cabaret. Para la estrella drag y personalidad televisiva Tammie Brown, la película escogida es el biopic de 1993 de Tina Turner.

What’s Love Gotto Do With It, con Andrea Bassett y Laurence Fishburne, me infundió coraje como artista queer. Desde el vestuario a la música y al diseño de producción, es una película muy artística e influyente. Como artista, me iluminó el camino y generó en mi un gran sentido de la resiliencia».

Puedes seguir a Tammie Brown como @TheTammieBrown en Twitter y tammiebrown.net

But I’m A Cheerleader (1999)
Seleccionada por Becky Bailey, la directora en funciones de la Campaña de los Derechos Humanos, Programa de Igualdad en el Lugar de trabajo.

«La película de 1999 de Jamie Babbitt, But I’m A Cheerleader, es un clásico de culto del cine LGBTQ que aborda problemas importantes como el rechazo familiar, la llamada «terapia de conversión» y las limitaciones de los estereotipos de género, pero con un gran sentido del humor. La película, que usa el estilo cinematográfico ‘camp’ de la exageración intencionada para conseguir un mayor efecto cómico, pone a prueba nuestros prejuicios más básicos acerca del género, identidad de género y la orientación sexual, y nos anima a ver cómo los ideales sociales de sexualidad y género son, de hecho, arbitrarios y quizás incluso absurdos. Megan (Natasha Lyonne) se siente confusa cuando se da cuenta de quién es. ¿Cómo puede ser gay si es una animadora? Pero la confusión transmite realismo y familiaridad, así como su atracción y cada vez mayor afecto por Graham (Clea DuVall). But I’m A Cheerleader es una película divertida, conmovedora y enternecedora que te dejará animando a Megan, Graham y a todos los personajes que componen el reparto LGBTQ».

Obtén más información sobre el trabajo de HRC en hrc.org

Mi hermosa lavandería
Seleccionada por Karen Pollock, gerente de diversidad en Bi Pride UK

«Imagínate criarte en una pequeña ciudad del norte del Reino Unido, donde ser ‘gay’ todavía significa ‘ser raro’, y tus únicos ejemplos de personas no heterosexuales son Larry Grayson o Kenny Everett. Imagínate intentar encontrar incluso las palabra exactas para describir quién eres y cómo te sientes. Y entonces imagínate también que una noche la película Mi hermosa lavandería te captura por completo. Atónito, miras una historia tan diferente de la tuya, la de un joven de origen asiático y su novio skinhead, que no obstante te habla de amor, lujuria, autenticidad y diferencia de tal manera que ninguna película jamás había hecho.

«Parte de la fuerza de esta cinta es que no se trata de una historia de hadas, sino que esté llena de dolor, prejuicios y angustia. El racismo y la homofobia llenan la pantalla con una fuerza visceral, a la vez que también lo hace la belleza, una belleza que proviene del mismo concepto de homosexualidad, de alteridad, de los personajes. Es un mensaje que todavía es necesario hoy y que puede transformar las vidas de algunos adolescentes que, asustados, no se atreven a salir del armario».

Obtén más información sobre el trabajo de Bi Pride UK en hrc.org

Changing The Game (2019)
Seleccionado por Brett M. Peters, director de comunicación del It Gets Better Project

“En el de It Gets Better Project nos gusta mucho la película Changing The Game. Se trata de un documental que se estrenó en el Tribeca Film Festival  y que trata sobre los obstáculos que los atletas transexuales universitarios suelen tener que superar. A pesar de tener que enfrentarse a los rechazos de identidad y leyes anticuadas que los excluyen, nos vemos totalmente abrumados por la resiliencia y determinación de estos jóvenes para poder ser su yo más auténtico. Changing the Game debería ser obligatoria para todos los jóvenes LGBTQ+ que sientan que no pueden cambiar nada. Mack, Andraya y Sarah muestran que todo es posible.”

Más información enitgetsbetter.org

Boy Meets Girls (2014)
Seleccionada por Emma, agente del programa trans de la Fundación LGBT.

Boy Meets Girl describe la vida cotidiana de Ricky, una mujer trans que vive en una pequeña localidad americana, y cómo gestiona sus relaciones y las complejidades de la vida. La historia expone las experiencias de muchas personas trans en todo el mundo, a la vez que difiere de la mayoría de representaciones cinematográficas de esta cuestión por su tono y su positividad. Boy Meets Girl es, de manera inequívoca, una celebración de la vida trans, desde los aspectos mundanos a los más excepcionales.”

Obtén más información sobre La Fundación LGBT en lgbt.foundation


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados