Ediciones
Desplaza

Todo el mundo conoce la historia de Superman vive de Tim Burton o de Napoleón de Stanley Kubrick, los dos casos más claros de películas que casi llegaron a la pantalla grande. No obstante, hay cientos de películas que empiezan a producirse y que acaban por cancelarse tan pronto como las cosas se ponen interesantes. ¿Habías oído hablar del remake de Robocop de Darren Aronofsky? ¿Y qué tal de Michael Jackson en el papel del escritor Edgar Allan Poe? Nos hemos adentrado en las profundidades de Hollywood para encontrar proyectos que jamás llegaron a materializarse, explicarte por qué se suspendieron y especular qué éxito pudieron haber tenido.

1. Justice League: Mortal (2009), de George Miller.

El contexto: El director de Mad Max, George Miller, casi consiguió unir a los famosos héroes de DC, incluido Armie Hammer como Batman. La trama implicaba un ataque del súper villano Maxwell Lord contra los héroes, con un final dramático en el que The Flash acabaría sacrificándose por la humanidad.

Qué sucedió: La huelga declarada por el gremio de escritores de América en 2008 retrasó y, al final, aniquiló la película. Miller llegó a tener guión y parte del vestuario, pero DC priorizó las películas de Christopher Nolan.

2. Halo (2012), de Peter Jackson.

El contexto: La franquicia del súper popular juego Halo parecía estar hecha para la gran pantalla. A mediados del año 2000, el productor Peter Jackson fue contratado para hacer la película con sus propios efectos Weta e incluso ficharon al por aquel entonces desconocido director Neill Blomkamp.

Qué sucedió: Jackson culpó a la “política interna de los estudio cinematográficos”, haciendo alusión a informes en los que se detallaba de que un gran presupuesto y grandes beneficios para los autores de Halo, Microsoft, hicieron que la producción fuera imposible. No obstante, no todo fueron malas noticias. Jackson y Blomkamp fijaron su atención en el clásico de ciencia ficción de 2009 District 9. Por otro lado, Steven Spielberg está actualmente trabajando en una posible serie de Halo.

3. La Fuga de Logan (2005), de Bryan Singer.

El contexto: En 2004, después de volar alto con las películas X-Men, Bryan Singer fue contratado por el productor Joel Silver (Matrix) para dirigir un remake de La fuga de Logan . La idea era realizar una interpretación más fiel del cómic, cuya trama transcurre en un mundo futurista en el que sus habitantes son ejecutados a la edad de 21 años.

Qué sucedió: Varios retrasos, además de la implicación de Singer en Superman regresa, acabaron llevando la película a una fecha mucho más lejana de lo que los productores habían deseado (2005). Al final, Singer acabó abandonando el proyecto. Se rumora que la mala recepción que tuvo Superman motivó la renuncia del director a un proyecto que ya ha pasado por las manos de varios directores, entre los que se incluyen Nicolas Winding Refn y Joseph Kosinski.

[Imagen via trevorgoringart.com]

4. Fantastic Voyage (años 90/años 2000), de James Cameron.

El contexto: James Cameron ha experimentado varios proyectos inacabados a lo largo de los años. Uno de los más destacados fue un remake de esta historia fantástica de 1966 que nos cuenta el viaje a un cuerpo humano. De hecho, lleva más de 20 años trabajando en una versión de esta misma idea.

Qué sucedió: Aunque Cameron jamás tiró la toalla, su implicación ha ido disminuyendo debido a las películas de la saga Avatar. Pasó de director/guionista a productor y fichó a varios directores, como Emmerich en 2007, más tarde a Paul Greengrass en 2010, y el último Guillermo del Toro. Todos ellos abandonaron el proyecto para centrarse en otros proyectos, aunque Del Toro continúa estando conectado a la idea.

[Imagen via cdn.collider.com]

5. Dino (finales de los 90), de Martin Scorsese.

El contexto: A finales de los 90, Martin Scorsese y el guionista Nicholas Pileggi desarrollaron una película biográfica sobre Dean Martin, con Tom Hanks en el papel principal y John Travolta como Frank Sinatra.

Qué sucedió: Scorsese acabó centrándose en Pandillas de Nueva York. En 2004 se habló de las razones por las que la idea no se materializó, las cuales principalmente apuntaron a la manera en que Martin abandonó el proyecto. «Es muy difícil, porque él ha hecho marcha atrás», afirma. «Es interesante… ¿Realmente puedes hacer una película y explicar de qué va? Yo creo que no».

[Imagen via wikimedia.org]

6. Las Pesadillas de Edgar Allan Poe (2002).

El contexto: Michael Jackson estaba fascinado con el escritor Edgar Allan Poe y deseaba hacer una película sobre el escritor norteamericano, interpretando él el papel de Poe, en la que se explicara la historia de los últimos días de su vida.

Qué sucedió: A pesar del entusiasmo de la estrella, y la ayuda de su amigo Steven Spielberg (el cual recomendó a Tim Burton como director), el proyecto jamás llegó a despegar. Hubiera marcado una nueva etapa en la vida y carrera de Jackson, que le hubiera llevado a interpretar un papel fúnebre que hubiera ayudado a los espectadores a ver más allá de su fama como cantante. Lamentablemente, jamás llegó a hacerse realidad.

[Imagen via wikimedia.org]

7. The Unquenchable Thirst of Dracula  (años 1970)

El contexto: Uno de los “guiones perdidos” de los legendarios estudios británicos Hammer Horror. La película, que transcurre en la India de los años 30, hubiera sido el sexto Drácula de Christopher Lee.

Qué sucedió: Los estudios norteamericanos de Warner Bros, que habían llegado a un acuerdo de distribución con Hammer, optaron por una interpretación moderna del personaje con Drácula A.D. 1972. El guión volvió a resurgir en un festival de cine de terror en 2015, y acabó rehaciéndose para la BBC Radio, bajo la dirección de Mark Gatiss y la narración del nominado al Oscar, Michael Sheen.

8. Soy Leyenda (1997), de Ridley Scott.

El contexto: Ridley Scott trabajó en una adaptación de la novela de Richard Matheson, a partir de un guión celebrado por muchos en Hollywood y con Arnold Schwarzenegger como estrella principal. Se pusieron en marcha el guión gráfico y las diferentes pruebas de maquillaje, justo antes de que la producción perdiera interés.

Qué sucedió: Fracasos de taquilla tanto de Scott como Schwarzenegger a finales de los 90, y el hecho de que Warner Bros empezara a tener miedo de gastar mucho en la visión tan oscura de Scott (de la cual se dice que hubo un momento en que casi no tenía ni diálogo) acabaron matando el proyecto. Ambos abandonaron el proyecto, y la película acabó convirtiéndose en la versión que llegó a las pantallas en 2007 con Will Smith como protagonista.

9. Newt (2011/2012), de Pixar.

El contexto: Anunciada al público al mismo tiempo que Up y Cars 2, Newt era la historia de los dos últimos tritones de la tierra, que juntos se ven forzados a salvar la especie a pesar de no soportarse entre sí. El estreno estaba programado para 2011, se atrasó a 2012, para que al final los estudios lanzaran Brave en su lugar.

Qué sucedió: Al final, Pixar fue de la opinión que la historia era demasiado parecida a la cinta animada rival Rio (2011), y canceló la película. El hecho interesante, no obstante, es que los estudios cinematográficos se mostraron receptivos respecto a la decisión y compartieron el trabajo artístico del proyecto online.

[Imagen via Facebook]

10. Spider-Man 4 (2011)

El contexto: A pesar de una reacción negativa de los spiderfans, Spider-Man 3 (2007) tuvo unos ingresos de taquilla de 890 millones de dólares (lo que significa que fue la entrega más lucrativa de todas las cintas de Spider-man). Esto impulsó los planes para una cuarta entrega, bajo la dirección Sam Raimi, y cuyos trabajos artísticos mostraban al Peter Parker de Tobey Maguire luchando contra The Vulture (protagonizado por John Malkovich).

Qué sucedió: Raimi abandonó el proyecto en 2010 y Sony  llevó adelante dos nuevos reinicios del personaje. Más tarde, Raimi dijo: «Simplemente teníamos una fecha y no fui capaz de que la historia funcionara al nivel que yo quería que funcionara».

[Imagen via planethenderson.com]

11. 007: Warhead (años 1970)

El contexto: Los propietarios de Bond, es decir EON y el escritor Kevin McClory, mantuvieron una larga batalla que duró décadas. McClory planeó hacer su propia película alternativa de Bond titulada Warhead, con Sean Connery, quien también contribuyó al guión, y cuya historia era muy parecida a Operación Trueno (que McClory dijo ser suya).

 Qué sucedió: Argucias legales con EON retrasaron el proyecto y Connery abandonó. No obstante, McClory acabó haciendo su “Bond alternativo” en 1983 con Nunca digas jamás, también con Connery y con una trama muy parecida a Operación Trueno.

[Image via jamesbond.wikia.com]

12. Airframe (años 1990)

El contexto: En la cúspide del éxito de Parque Jurásico, los estudios cinematográficos estaban preparando una adaptación al cine de una de las novelas de Michael Crichton. La trama sigue las investigaciones de un misterioso incidente a bordo de una nave, en la que en algún momento se llegó incluso a contemplar la posibilidad de que estuviera protagonizada por Sigourney Weaver.

Qué sucedió: Airframe continúa siendo una de las pocas novelas de Crichton que no han sido adaptadas al cine, lo que quizás quedaría explicado si atendemos al hecho de que el mismo escritor dijera que sería demasiado caro adaptarla a la gran pantalla. El entusiasmo por ver películas de fatalidades en un avión se enfriaron mucho tras los ataques del 11 de septiembre.

[Image via wikipedia.org]

13. Submarino amarillo (2012), de Robert Zemeckis.

El contexto: Disney y Robert Zemeckis anunciaron en 2009 un remake de la película musical de Los Beatles bajo la dirección de Zemeckis y la tecnología de captura de movimiento que el mismo director había utilizado en El Expreso polar y Los fantasmas de Scrooge. Adam Campbell, Peter Serafinowicz, Cary Elwes y Dean Lennox Kelly eran los Cuatro fantásticos, y David Tennant tenía que interpretar al villano.

Qué sucedió: Los fantasmas de Scrooge fue un fracaso, al mismo tiempo que la siguiente película de Zemeckis, Marte necesita mamás, fue una auténtica bomba. Ambas usaron la misma tecnología de captura de movimiento, llevando a Disney a abandonar Yellow Submarine temiendo que la técnica todavía no fuera viable para grandes audiencias. Es curioso saber que ya se había hablado de la posibilidad de que, en caso de ser un éxito, se crearía un spin-off en forma de musical.

14. Conquest of Mexico (años 80/90), de Werner Herzog.

El contexto: El legendario cineasta Werner Herzog deseaba crear una versión de ficción de la conquista de México por los españoles, una historia con un presupuesto superior al habitual, y en la que Hollywood y el director Francis Ford Coppola pudieran ayudarlo a hacer su sueño realidad en los años 80.

Qué sucedió: Las negociaciones entre el extremadamente independiente Herzog y los estudios de Hollywood no fueron demasiado bien, y los intentos de Coppola de encontrar presupuesto para Herzog llegaron a su fin cuando sus propios estudios, American Zoetope, bajaron la persiana. Los estudios independientes New Line Cinema mostraron interés a mediados de los 90, pero, una vez más, no llegaron a un acuerdo con Herzog sobre la visión que ambas partes tenían para una película tan cara.

15. Barbarella (años 2000), de Robert Rodríguez.

El contexto: El autor de Desperado empezó a hacer un remake de la película de culto de los años 70 en la que Jane Fonda da vida a una exploradora del espacio. Rose McGowan tenía que ser la estrella de lo que el mismo Rodríguez describió como una mezcla de La Guerra de las Galaxias y el cómic Heavy Metal.

Qué sucedió: Aunque problemas con el presupuesto retrasaron la producción, al final fue una cuestión familiar la que llevó a Rodríguez a abandonar el proyecto. La película encontró la financiación de una empresa alemana, siempre que se rodara y editara en su país.  Como padre de cinco hijos, Rodríguez no podía pasar tanto tiempo alejado de su familia y, al final, decidió no aceptar la propuesta.

[Imagen via wikipedia.org]

16. Robocop (2010), de Darren Aronofsky.

El contexto: Darren Aronofsky prometió una interpretación más bien oscura del éxito de los años 80 Robocop, en lo que hubiera sido su primer súper taquillazo. La película incluso llegó a tener póster en la expo de 2008.

Qué sucedió: Infinidad de problemas, entre ellos la situación financiera de MGM y famosos desacuerdos entre ésta y el mismo Aronofsky. Al final Robocop se rodó bajo la dirección de  José Padilha en 2014, y fue una decepción, mientras que Aronofsky acabó rodando la ganadora del Oscar El Cisne negro. Neill Blomkamp está en estos momentos trabajando en otra entrega, que llevará el nombre de Robocop regresa.

[Image via movieinsider.com]

17. Batman: Year One (2000)

El contexto: Antes que Robocop, Aronofsky ya fue visto como el salvador de la franquicia Batman cuando en el año 2000 se puso a trabajar en una nueva interpretación del personaje, basada en una adaptación de la novela gráfica Batman: Year One, a la que pensaba darle un aire más oscuro y llenarla con un contenido más bien para adultos. Empezó a trabajar con el autor Frank Miller, se puso en contacto con Christian Bale para encarar al joven Bruce Wayne, y el guión puede encontrarse online.

Qué sucedió: Aronofsky dijo recientemente que se había dado cuenta de que el guión era “demasiado adelantado para la época” y que, por lo tanto, era demasiado arriesgado; aunque dicho eso, una versión (no solo para adultos) de Batman vio la luz pocos años después bajo el nombre de Batman Begins, casualmente interpretada por Christian Bale.

[Imagen via movieweb.com]

18. Megalopolis (años 90/2000), de Francis Ford Coppola.

El contexto: El director de El padrino pasó años intentando encontrar financiación para su proyecto más ambicioso. Inspirada en la opera prima de Fritz Lang, Metropolis, la historia de Megalopolis tendría lugar en una Nueva York futurista en la que varios grupos de gente poderosa luchaban entre sí para reconstruir la ciudad. Se filmaron las primeras pruebas e incluso se hicieron públicos los nombres de Russell Crowe y Robert De Niro como primeras opciones.

Qué sucedió: La historia intervino. El proyecto se vio frustrado en 2001 cuando el ataque de las torres gemelas hizo que cualquier proyecto de hacer una película sobre Nueva York fuera complicado de digerir. Aunque la película nunca se rodó finalmente, Coppola todavía la considera la mejor película que jamás llegó a hacer.

[Imagen via cinephiliabeyond.tumblr.com]

19. Alien 5 (2015), de Neill Blomkamp.

El contexto: Otro proyecto que el director de District 9, Blomkamp, tampoco finalizó. Tras la buena recepción del arte conceptual que él mismo colgó en su cuenta de Instagram, se anunció públicamente la puesta en marcha de una nueva entrega de Alien 5, la cual hubiera vuelto a traer a Sigourney Weaver y Michael Biehn a la gran pantalla.

Qué sucedió: La secuela se vio tapada por la precuela del director original de Alien, Ridley Scott, Alien: Covenant, y Blomkamp publicó que prefería no avanzar con el proyecto. Aunque el proyecto no ha muerto por completo, de momento parece poco probable que pueda llegar a ver la luz.

[Image via Neill Blomkamp’s Instagram]

20. Luke Cage (años 90), de Quentin Tarantino.

El contexto: Quentin Tarantino reveló en una entrevista que en los años 90 había considerado la posibilidad de rodar Luke Cage (hoy una serie de televisión de Netflix), justo entre los rodajes de Pulp Fiction y Jackie Brown, cuyo protagonista hubiera sido Laurence Fishburne. Tarantino ha confesado su afecto por los cómics basados en la realidad, lo que significa una interpretación más cruda que el mismo personaje hubiera esperado años antes del boom de los superhéroes de los años 2000.

Qué sucedió: Tarantino decidió que las restricciones que el cómic imponía acabarían siendo una decepción para el espectador, razón por la cual la película continúa siendo una de esas maravillosas «¿Y si…?» en la carrera del director, junto al rumoreado remake de The Manfrom U.N.C.L.E., proyecto que le fue ofrecido pero que él mismo rechazó.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados