Ediciones
Desplaza

La próxima vez que oigas el clásico «me aburro», enseña a tus niños estas maravillosas, vibrantes y altamente satisfactorias manualidades creativas. Encenderán la llama de la imaginación en los pequeños, fomentarán su creatividad, eliminarán el aburrimiento y, sobre todo, los alejarán de los aparatos informáticos.

Enganchar y estampar
Inventar nuevas e inspiradoras ideas de manualidades para preescolares puede ser todo un reto, especialmente si tenemos en cuenta que, a esa edad, aún están desarrollando sus habilidades motrices. No obstante, puedes empezar con juegos muy sencillos de enganchar como este, llamado corona de flores, que solo requiere elementos que seguro ya tienes en casa, como papel de color, tijeras, adhesivos de cola, cinta y lápiz. En la máxima medida de lo posible, anima a los niños a dibujar o reseguir ellos mismas las formas, pero ayúdalos a la hora de recortar y acabar. Otros proyectos especialmente buenos para fomentar las habilidades motrices son estos encantadores y adorables bichitos: orugas, erizos y gatos. Para los pequeños que deseen hacerlo todo ellos solos, ponlos a trabajar con recortes de frutas y verduras, que son perfectamente seguros y fáciles de hacer.

Origami y Kirigami
Olvídate de aquel día durante las vacaciones cuando los niños se pusieron perdidos de purpurina, cola y pintura. No te preocupes porque no todas las manualidades precisan de una gran operación de limpieza. Con unas breves instrucciones para plegar papel y unos materiales nada complicados podrás practicar la papiroflexia y el kirigami (los cuales implican tener que cortar y plegar), toda una aventura para niños y padres por igual. Estas manualidades ayudan a mejorar la destreza y la concentración de los niños, además de proporcionarles el placer de crear objetos preciosos que todo el mundo podrá apreciar. Otros proyectos que pueden ser divertidos son las atractivas mariposas (principiantes) y los colgadores de ventana en forma de paraguas (aunque para estos necesitarás un pasador).

Hacer flores
Hacer flores no es nada nuevo; de hecho, las versiones de alambre y de medias de nylon se hicieron muy populares en la década de los años 70. Pero gracias a Internet, cada vez más artesanos han empezado a experimentar con nuevas técnicas y materiales, inspirando a todos sus seguidores -niños incluidos- a ponerse a crear increíbles flores de gran realismo en formatos fáciles de montar. Pañuelos de papel, papel crespón, unos cuantos recortes, pliegues tipo ventilador, un poco de decoración, unos pellizquitos por aquí y unos giros por allá, y ¡voilà! Rosas rojas, lirios de agua, claveles rosas…. Hay todo un ramo de opciones a la espera de hacer a alguien feliz.

Manualidades con prendedor 
Qué creativos son estos aviones (que te enseñamos a continuación), vehículos, muñecas y este futbolín hechos de prendedores de madera, botones de madera y cuentas, palillos y palitos de helado. No solo son muy fáciles de hacer, sino que además terminan con el aburrimiento cuando los niños están confinados en espacios interiores. Dales un toque artístico de pintura y unos estampados y pronto estarán listos para ofrecer horas de puro entretenimiento y diversión.

Punto de cruz
La regla es bastante sencilla: si tu pequeño es capaz de coser un botón y sabe contar, entonces estará listo para hacer el punto de cruz; o al menos eso dice la maga de las manualidades Martha Stewart, autora de esta ingeniosa manualidad creada para niños en edad escolar y un poco más mayores. Para conseguir que los niños empiecen con esto, y dependiendo del proyecto, puede ser buena idea utilizar patrones de punto de cruz para principiantes y una tela de plástico/almidón de cuentas bajas (como mínimo 8 cuentas por pulgada lineal) o pendientes de Dimensions Crafts (como los que pueden apreciarse en el siguiente tutorial). Los niños mayores pueden intentar transferir sus propios dibujos o imágenes ya creadas en papel cuadriculado, resiguiendo, trazando y tachando cuadritos, como se muestra aquí. Para conseguir un toque más profesional, toma nota de estos útiles consejos.

Cuentas Perler 
Crear objetos de diseño elegantes y funcionales había sido un oficio de profesionales. Hoy, no obstante, es un juego de niños. Bueno, casi. Necesitas cuentas Perler, es decir, abalorios de plástico en forma de tubo que puedan ordenarse en un tablero de clavijas utilizando patrones pixelados. A continuación solo tendrás que aplicar calor sobre el papel de pergamino (los niños más pequeños necesitarán que un adulto los ayude a la hora de utilizar una plancha caliente), dejar que se enfríe, pelarlo y usarlo. Las posibilidades de las cuentas Perler son fascinantes, ya que puedes hacer un sinfín de cosas increíbles, desde imanes para refrigeradores a amuletos y adornos.

Haz una marioneta
Se trate de marionetas para el dedo, para la mano o cualquier otra variedad con palo de sujeción, a los niños no solo les encantará realizar esta actividad manual sino que, además, se lo pasarán en grande inventando historias, personajes y rimas que harán que sus creaciones cobren vida. A los niños les encantará tomar estas marionetas de animales (que se aprecian a continuación) y este gracioso vaso de papel en forma de duende y llevarlos a dar un paseo y a saltar. ¡Y quién sabe! Quizás hasta se inspiren y creen todo un espectáculo de marionetas propio. Lo mejor de todo es que el proyecto puede llevarse a cabo utilizando todo tipo de restos que tengas en casa. Para los niños mayores, Say Yes ofrece un tutorial detallado con fotos para que puedan crear su marioneta vintage. Ten en cuenta que se recomienda cierto grado de supervisión de un adulto a fin de que los niños puedan construir este tipo de títeres.

Tejer con el dedo
Aunque no hay duda de que las manualidades tradicionales que se realizan con lana, como tejer o hacer crochet, exigen cierta concentración, coordinación y destreza, tejer con el dedo es una manualidad sencilla, rápida y relajante que solo requiere el hilo y la lana (el tamaño no importa) y que los niños de hasta 4 años de edad pueden llevar a cabo. Incluso los más mayores, o hasta los adolescentes, estarán encantados de tejer estos collares, orejeras y alfombras de hulahoop y podrán guardarlos como obsequios para amigos o familiares. Puedes añadir un toque de color a tu proyecto utilizando varias hebras de colores diferentes (pero tratándolas como si fueran una sola) como se muestra en este tutorial, o bien usar una hebra abigarrada en vez de la habitual.

Hacer filigranas de papel
Esta es una manualidad muy antigua, que requiere tiempo y que, por lo tanto, mantendrá a los niños absortos durante horas. Hacer filigranas de papel implica tener que girar una herramienta ranurada de hacer filigranas para bobinar una cinta estrecha de papel, ejercer presión sobre las bobinas y darles formas diferentes y engancharlas en papel para crear toda una variedad de diseños (aprende aquí a encolar los patrones sin ensuciar nada). Empieza por enseñar a los niños a enrollar formas diferentes (lágrimas, cuadros, medias lunas) y, a continuación, da rienda suelta a su imaginación. Te sorprenderá ver lo que son capaces de hacer.  Para empezar, puedes crear tu propia herramienta ranurada para hacer filigranas (o bien usar un palillo) y las cintas de papel si no las has conseguido todavía.

Proyectos CTIAM
Si tienes en casa pequeños inventores, científicos curiosos, ingenieros y genios de las matemáticas, seguro que saltarán a la primera oportunidad de entrar a formar parte de las manualidades CTIAM (Ciencia, Tecnología, Ingeniería, Arte y Matemáticas, todo en uno). Si muchos de los proyectos son bastante fáciles y pueden llevarse a cabo con materiales que seguro ya tienes en casa, lo mejor de todo es que fomentan la creatividad, el pensamiento alternativo y la resolución de problemas, y todo ello mientras los pequeños genios asisten a toda una lección en ciencia aplicada. Para ver proyectos perfectos que tendrán ocupados a los dedos más inquietos, prueba a construir catapultas y hacer spinners caseros.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados