Ediciones
Desplaza

En la era de una creciente urbanización y mayor sensibilización respecto a la importancia de tener un estilo de vida más sostenible, el espacio se ha convertido en un lujo que tiene un precio muy alto. No obstante, independientemente de qué tan limitado sea el metro cuadrado de nuestros hogares, todos deseamos un pequeño toque de naturaleza en medio de la jungla de cemento. Cuando se trata de diseñar un pequeño jardín en medio de una ciudad, la mejor persona a quien podemos preguntar es a un paisajista especializado en el diseño de jardines urbanos y que además haya «enverdecido» ciertas partes de Nueva York.

Si, como la diseñadora de jardines Julie Farris, eres capaz de crear un jardín en NY, entonces puedes crearlo en cualquier parte. Descubre, con estos 5 consejos fundamentales, cómo crear cualquier tipo de jardín y convertir dicho espacio en todo un oasis:

 

1. Convierte tu pequeño jardín en un maravilloso espacio multitareas.

Un jardín tiene que ser flexible y funcionar a dos niveles: el sensorial y el práctico. Un jardín pequeño puede tener varias funciones, y su enfoque o funcionalidad pueden cambiar drásticamente del día a la noche, de temporada a temporada, o en el transcurso de un año, o de toda una vida.  A mí me atraen las soluciones de diseños elegantes, clásicos y duraderos que también sean prácticos. Si un jardín está bien diseñado, todo lo que verás será su belleza.

2. Orienta la vista en un espacio rodeado de estructuras construidas.

La mayoría de jardines que creo están rodeados de gente y rascacielos. He aprendido que jamás podrás tener las plantas suficientes como para tapar la vida urbana de afuera. No obstante, los jardines tienen su propia teatralidad. Para mí, diseñarlos es una manera de coreografiar una historia: me gusta darle forma a la narrativa a través de pensar en lo que deseas ver y sentir a medida que te vas moviendo por ese espacio. Yo encuentro que la simplicidad, en un entorno ajardinado minimalista y bien definido que destaque los elementos más bonitos del jardín.

Definitivamente sí es posible conseguir que un jardín urbano dé la sensación de salvaje. Pero, aquí, ‘sensación’ es el término operativo, porque la mayoría de combinaciones de plantas que, cuando están juntas en un mismo jardín, parecen salvajes y fantásticas, requieren también mucho más trabajo y una mayor inversión de lo que la gente piensa. Por lo tanto, a mí me gusta diseñar jardines con estructuras arquitectónicas bien definidas y atrevidas que permitan a las plantas crecer salvajemente (en lugar de ser salvajes), y que al mismo tiempo permitan mantener el jardín bien organizado en un espacio reducido.

3. Crea armonía para conseguir una estética unificada.

Todos los elementos de un jardín deberían armonizarse; un exceso de colores fuertes, demasiadas formas atrevidas o una sobredosis de texturas variantes puede acabar siendo abrumador. Pero no lo veas en términos de que es el tamaño del jardín que limita tus opciones. En vez de ello, a mí me gusta pensar en términos de ‘editar’, lo cual es inmensamente útil, especialmente al principio del proyecto. Es más fácil de lo que parece, y no necesitas preocuparte de que, pasado un tiempo, puedas arrepentirte de tus ediciones; la buena noticia es que tu jardín estará vivo, lo que significa que, con el tiempo, podrás irle añadiendo capas de colores, texturas y formas.

Respecto a la elección de una paleta, tiendo hacia los colores neutros para la totalidad de la estructura y a dejar que sean las mismas plantas las que añadan el color. Para las superficies, siempre me decanto por materiales neutros como la madera, la piedra caliza, la piedra pulida azul, el granito y la grava. Estos materiales pueden ser un poco más caros al principio, pero su apariencia y su resistencia es muy superior a las de las opciones sintéticas, por lo que valen el precio que pagas. Respecto a la decoración, me encanta la piedra, la teca, el acero y la malla.

4. Trabaja con el espacio que dispones y sus alrededores naturales.

Un pequeño jardín debería ser fácil de mantener, así que siempre intento diseñar de maneras que impongan la mínima cantidad de trabajo posible a lo largo del tiempo. De esta manera, tu apreciación por tu propio jardín crecerá con el mismo jardín.

Cada jardín tienen sus propias características, que son las que ayudan a definirlo como tal, además de ayudarte a ti a decidir qué es lo importante para ti, tanto práctica como estéticamente hablando. Por ejemplo, es una buena idea considerar qué plantas ya crecen con vitalidad y de manera natural en la zona donde vives. Busca plantas que sean resistentes y que aguanten bien en el lugar concreto en el que deseas plantarlas. Me encantan los céspedes, y me gusta usarlos siempre que puedo. Quizás haya un árbol que puede servir como punto focal en tu jardín. Quizás haya una vista desde tu jardín que te gustaría destacar. Usa todos estos aspectos para guiar tus ‘ediciones’.

5. Perfecciona tus proporciones.

Los jardines pequeños pueden ser complicados respecto a la proporción y la escala. Introducir muchos elementos pequeños en un jardín de pequeñas dimensiones puede sobrecargar el jardín, mientras que, por otro lado, si los elementos son demasiado grandes, el espacio puede acabar siendo claustrofóbico. Ya sé que esto suena a básico y elemental, pero continuamente tengo que recordarme a mí misma ¡que las plantas crecen!, y que algunas lo hacen mucho más que otras. Lo mejor que puedes hacer antes de plantar un jardín (aparte de escoger una paleta de plantas nativas) es investigar el tamaño y el espacio del árbol y las plantas que estás considerando. Plantar plantas del tamaño erróneo puede destrozarte el jardín.

Cuando se trata de escoger muebles que se adapten a la escala de un jardín de pequeñas dimensiones, a veces uso la cinta métrica para marcar un patio o terraza, y así asegurarme de que la distribución funciona antes de comprar nada. He aprendido en mis propias carnes que este método ayuda a evitar compras desastrosas en el futuro.

Para más inspiración, consulta la cartera de diseños de jardines de Julie Farris en XS Space y busca Landstylist, su libro online de diseños de exteriores.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados