Ediciones
Desplaza

Jamie Geller, americana de nacimiento pero residente en Israel, es una exitosa escritora de libros de cocina, además de una extraordinaria chef de gastronomía kosher, pero que pasa en la cocina el menor tiempo posible. Y no porque no le encante la comida, sino porque tiene otras cosas que hacer. De hecho, tiene muchas otras cosas que hacer. Como, por ejemplo, acompañarnos a dar una vuelta por el Shuk, el mercado más popular de Jerusalén, para degustar y comparar los dulces más celebrados de Israel: el rugelach y el kanafeh.

En este episodio de Los creadores de sabores, Jamie pone a estas dos delicias frente a frente. Mira el vídeo para ver cuál de los dos sale victorioso:

AMEX ESSENTIALS: ¿Podrías presentarte a aquellos que todavía no te conocen?

Hola, me llamo Jamie Geller. Tengo 6 hijos (3 niños y 3 niñas, ¡gracias a Dios!), he sido productora de televisión pero me convertí en escritora de 6 libros de cocina, soy también presidenta de una red de medios digitales y estoy obsesionada con compartir la buena comida judía con todo el mundo.

¿Qué encontrarán los visitantes a tu página web, jamiegeller.com, cuando entren en ella?

10 mil recetas, vídeos, menús y artículos que abordan la más amplia variedad posible de comidas y platos judíos, desde el brisket a los bourekas, del cholent al challah, del shawarma al shakshuka, y todo lo demás.

¿Cuál es el eslogan de tu cocina?

Ingredientes de calidad, la preparación más rápida posible… cuanto más sencillo, mejor.

Nos llevas al mercado Mahane Yehuda de Jerusalén, también conocido como el Shuk. ¿Cómo describirías este mercado? ¿Y por qué te gusta tanto personalmente?

Jerusalén alberga el mayor mercado del Oriente Medio, el Machane Yehuda Market o Shuk (que significa ‘mercado’). También es uno de los lugares más populares para los turistas y los residentes por igual. El Shuk es, al mismo tiempo, mercado de agricultores, patio de comidas, galería de arte, festival callejero, bazar de especias y centro de cata de vinos, donde además también encontrarás todos los aromas y sabores de Oriente Medio. Desde los icónicos falafel y shawarma al más moderno helado de wasabi y las nuevas cervezas artesanales, aquí podrás degustar todo tipo de alimentos. El shuk entreteje el Israel ancestral con el moderno.

¿Podemos esperar más de estos episodios de viaje/degustación en el futuro?

Este es el episodio principal de nuestra nueva serie de viajes y gastronomía en Israel. Así que la respuesta corta es: SÍ.

En el corazón de la cocina israelí hay ingredientes simples con grandes sabores, preparados artísticamente. Sabores soleados que explotan en la boca, y que provienen de un país que ha visto más que su parte de días menos que soleados.

¿Cuáles son los platos israelíes que más adoras y que recomendarías a los lectores que acaban de descubrir la cocina israelita?

Comer en Israel no es solo comer un plato. Cada comida es un reflejo del mundo. Cada vez que uno se pone comida en la boca está masticando una amplia diversidad de culturas e historia, tierra y gente. Miles de años de batallas y religiones diferentes, todo ello a la vez cada vez que te llevas comida a la boca.

En el corazón de la cocina encontramos ingredientes sencillos con grandes sabores y una preparación muy artística. Sabores soleados que te exploran en el paladar, y que provienen de un país que tiene más sol que la media habitual.

La comida y los menús de los restaurantes tienen un algo especial, son casi como un ritmo. Son sofisticados, modernos y clásicos, todo al mismo tiempo. Siéntate y relájate.Los tradicionales callejeros que no puedes dejar de degustar antes de salir del país son el falafel, el shawarma, el sabich, el schnitzel, el malawach y el jachnun (¡por solo mencionar algunos!).

¡Claro, ahora todo hemos comprado entradas para visitar el Shuk! Pero, y si deseamos preparar el rugelach o el kanafeh en casa, ¿tienes alguna receta?

¡Por supuesto! Jamás los dejaría colgados. ¡Tengo una preciosa colección agridulce de rugelach de entre la que podrás escoger! Además del clásico kanafeh. Una de las más maravillosas ventajas que tiene cocinar (y esta serie de Creadores de sabores) es que todos tenemos la oportunidad de que nos enseñen y podamos degustar las cocinas más lejanas, pero en las cocinas de nuestras casas.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados