Ediciones
Desplaza

En el mundo de la moda todo va y vuelve… las tendencias se transforman, unas veces para bien, pero otras todo lo contrario. Y aunque sabemos que algunas veces quedamos enamoradas de ciertos looks que a primera vista parecen agradables, lo cierto es que el tiempo pasa y lo que ayer era una moda en furor, hoy nos parece un completo espanto.

Echemos un vistazo a esas tendencias tan espeluznantes que maltrataron nuestros ojos en su día, y que hoy nos preguntamos “cómo fuimos capaces de usarlas” y la forma más chic e inteligente de evitar caer en sus redes de nuevo. ¡Que comience nuestro freak show!

Cejas ultradelgadas- Miradas espeluznantes

Sabemos que los estilistas están constantemente en busca de nuevas interpretaciones entorno a la belleza… pero, ¿a quién se le ocurrió que las cejas ultra delgadas eran hermosas? Se hicieron tan populares a finales de los años 90 y comienzos de los años 2000 que todas las mujeres usaban prácticamente este tipo de ceja tan desfavorecedor. Las cejas son el marco de la cara y dan fuerza a muchos de los rasgos, así que al prácticamente desaparecer el rostro pierde expresión –y lucimos como extraterrestres.

Cómo llevarlas: Respira con tranquilidad: en la actualidad la tendencia es totalmente opuesta, las cejas pobladas, hermosas y al natural es lo que se lleva hoy. No depiles de más, respeta los arcos naturales de tus cejas y si es posible, ve a un bar de cejas donde un profesional de la belleza puede ayudarte a resaltar tus cejas naturales con un diseño personalizado y técnicas como el microblading.

Copete ‘Alf’, un estilo monstruoso

¿Te acuerdas de esos extravagantes peinados llenos de rizos y volumen tan populares a finales de los años 80? Aunque este curioso peinado inspirado en el personaje de la serie de televisión Alf era el furor entre las mujeres en aquella época, hoy día lo vemos como una auténtica monstruosidad en la historia del ‘hair style’. Rizos esponjosos, frizz (mucho frizz) y flequillos levantados con mucha destreza con el cepillo y montones de laca eran la sensación de los rebeldes ochentas. No lo niegues, ¡sabemos que luciste el peinado Alf! Y aunque ahora lo vemos con humor, es de esas tendencias que no queremos que vuelva jamás.

Cómo llevarlo: al contrario de esa época, hoy la tendencia invita a cuidar el cabello antes de someterlo a tratamientos o peinados extremos que puedan maltratarlo. En la actualidad y hablando de tendencias, los cortes más solicitados son el bob y lob, mientras que el flequillo se lleva liso y hacia el frente.

Tenis tacones, el ‘Frankenstein’ de la moda

¿De verdad debemos explicar por qué esta tendencia fue tan horrorosa? Y aunque sabemos que la industria de la moda debe innovar para ofrecer productos para todos los gustos y estilos, realmente no sabemos a quién le pareció que crear un híbrido entre tenis y tacones era algo ‘cool’. Estuvieron de moda hace más de 6 años y diferentes marcas se lanzaron con propuestas de incluir tacón en sus zapatillas deportivas, en un torpe  intento de que el consumidor no perdiera el estilo mientras hacía ejercicio, así como de llevar algo del look deportivo a la calle. Mientras marcas como Converse lo hicieron de una forma más tímida con la implementación de un tacón corrido en sus tenis, Nike fue –demasiado- más allá y se atrevió a utilizar tacón puntilla en sus zapatillas.

Qué usar en cambio: esta es una situación sencilla: o tenis o tacones, pero NO mezclados. Hoy en día los códigos de vestir son más relajados, así que unos lindos tenis blancos combinarán a la perfección con casi todo brindándote un look muy casual. ¡Gracias tendencia athleisure por llegar a nuestras vidas!

Pantalón descaderado, el terror del glamour

De seguro recordarás la imagen de cantantes pop muy delgadas y atléticas como Britney Spears, Christina Aguilera o Jessica Simpson literalmente “embutidas” en diminutos y muy apretados jeans que apenas llegaban a las caderas. Este particular diseño era tan exigente de usar, que sólo le quedaba medianamente bien a las más delgadas, si no, corrías el riesgo de que deformara por completo tu cuerpo y sacara hasta los michelines que no tenías. Además, era tan ridículamente incómodo, ¡que incluso las tangas quedaban a la vista de todos! Un diseño que definitivamente merecía ser quemado en la hoguera, para nunca más volver.

Qué usar a cambio: los jeans son la prenda clásica por excelencia, y aunque estamos seguras que es difícil para ti despedirte de tus ‘skinny jeans’, lo de hoy son las siluetas amplias, de corte recto y tiro alto como los ‘mom jeans’. Busca estilos más cómodos que mantengan en secreto tus Victoria’s Secrets. Elige la comodidad antes que todo.

Pantalones baggy caídos, un espanto del estilo masculino

¿Cómo olvidar este adefesio de la moda masculina? Aún tenemos pesadillas en las que esta tendencia ‘resucita’ y vuelve al estilo urbano. Este tipo de pantalón largo y muy holgado que se usaba con la cintura y entrepiernas ‘caídas’ fue muy popular en los años 90 entre los raperos, y luego fue absorbido por la cultura skater. Durante esos días era común ver a estos chicos con pantalones que prácticamente les escurrían las piernas y mostrando por completo sus bóxers. Esta silueta lograba un efecto bastante raro en la parte trasera de los hombres, deformando visualmente su anatomía.

Qué usar a cambio: la comodidad sigue siendo imprescindible en la moda masculina, y a esto se le suma ahora la sofisticación. Entre los cortes más favorecedores para los hombres, y que son tendencia, se encuentran: los pantalones de bota recta, en corte slim y tipo jogger.

Crocs, un zapato aterrador

Desde que aparecieron hace más de una década, este tipo de calzado se convirtió en sinónimo de desfachatez y mal gusto, bastante criticado entre los fashionistas. Este tipo de zapato abierto en forma de zueco y con orificios salió al público en el 2002, llamando la atención entre los amantes del look playero. Y si bien es un tipo de zapato cómodo y ligero, perfecto para los días de ‘relax’, seamos sinceros, andar en chanclas solo queda bien los domingos. Marcas como Balenciaga y el diseñador británico Christopher Kane, han intentado traer de vuelta esta tendencia con polémicas propuestas como los crocs con plataformas y estampados.

Qué usar a cambio: si estás buscando zapatos  planos y cómodos para toda ocasión, la mejor opción a tu alcance son los zuecos o mules. Un diseño versátil y ligero, que combina muy bien con faldas, pantalones y vestidos.

Sandalias con medias tobilleras, combinación del horror

Seguramente has visto esta tendencia en el estilo urbano de grandes ciudades como Nueva York o Londres, donde la gente se atreve más a «innovar» en cuando a la moda. Esta tendencia que resultó ser de lo más atrevida y original en su día, aún no terminamos de digerirla y resulta en todo un esperpento de la moda. Y si bien es cierto que hay que atreverse a jugar y mezclar prendas, todo tiene un límite, ¿no crees? En la moda no se trata de experimentar por experimentar, y en este caso hay que tener en cuenta que las sandalias se hicieron precisamente para dejar los pies al descubierto, entonces, ¿cuál es la lógica de combinarlas con medias?

Qué usar a cambio: hay cientos de estilos preciosos y cómodos en cuanto a sandalias, así que date el gusto de elegir el diseño que más te guste y luce tus pies con todo el orgullo. Eso sí, asegúrate de tener un buen pedicure al momento de usarlas.

Botas de peluche, una peluda pesadilla

Las botas siempre serán ese clásico infaltable en el armario de cualquier mujer, especialmente para brindarle abrigo a las piernas durante el invierno. Sin embargo, en el 2005 se popularizó la infame tendencia de usar botas de peluche, con la excusa de protegernos del frío. Y como si fuera poco, la tendencia ‘evolucionó’ en el 2010 a diseños de botas extra peludas. Llegaron a usarse con tanto pelo y acolchado, que parecía que realmente habías matado a un animal peludo o a Pie Grande para usar su piel. Y lo peor: ¡las usaban con minifaldas y ombligueras en pleno verano! Nada versátiles, desproporcionadas y desfavorecedoras, estas botas parecen un diseño salido del mismísimo infierno.

Qué usar a cambio: ¿Quieres abrigar tus piernas y que luzcan con mucho estilo? Recurre entonces a unas clásicas botas de caña alta en cuero, unas botas mosqueteras y las botas cowboy, la tendencia del momento.

Uñas de garra, la abominación del ‘nail art’

Sabemos que desde hace varios años el ‘nail art’ se convirtió en una de las tendencias favoritas de las mujeres de todo el mundo, pasando de clásicos manicures como el francés, a atrevidos y coloridos diseños en las uñas. No obstante, de vez en cuando se viralizan tendencias de belleza que son un completo crimen para los ojos y el buen gusto. Este es el caso de la tendencia a usar uñas extra largas y con puntas finas,  que nos sorprendió a comienzos de los años 2000 y que de vez en cuando intenta resurgir. Como si fuera poco, a este antiestético diseño se le sumaron con el tiempo colores de esmalte vivos, glitter y piedritas decorativas… ¡unas auténticas garras de pesadilla al más puro estilo de Freddy Krueger!

Cómo llevarlas: esta temporada la tendencia minimalista ha destronado a los diseños más recargados en las uñas. El monocolor con tonos pastel o neón, diseños con tie-dye, y estampados sencillos son el furor del momento entre las famosas e influenciadoras. Ah, y el tamaño de la uña es de corto a mediano. Sencillo y elegante.

 

 


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados