Ediciones
Desplaza

Los amantes de la cocina estadounidense y alemana se han unido en el canal de YouTube Lilly’s Cupcakery (la pastelería de Lilly), el cual está administrado por la cocinera germano-americana, Lilly Kürten. Desde su cocina en Alemania, Lilly te habla mientras recrea sus deliciosas recetas con un entusiasmo burbujeante.  Primero revela a sus audiencias alemanas los secretos de un buen glaseado americano. Después, en su siguiente vídeo, se pone a hablar en inglés para explicar las complejidades que conlleva hacer un bizcocho de mármol alemán, a la vez que apunta las diferencias entre ingredientes, medidas y otras distinciones culturales no tan obvias.

Para esta entrega de ‘The Tastemakers’, Lilly toma dos clásicos navideños alemanes, el Bratäpfel (manzanas al horno) y el Glühwein (vino caliente), y los mezcla para crear esta deliciosa torta navideña que, sin duda, se llevará el mayor de los aplausos.

AMEX ESSENTIALS: ¿Podrías presentarte a aquellos que todavía no te conocen?

Me llamo Lilly Kürten, nací en 1992, en Bad Kreuznach (Alemania). Mi madre es estadounidense y mi padre alemán. Me gradué en Estudios americanos y británicos en la Universidad de Mainz. A la edad de 22 años empecé a trabajar como freelancer. La mitad de la semana la dedico a mi profesión (soy profesora de inglés en varias compañías internacionales), pero de viernes a lunes me dedico a hornear, filmar, editar y subir mis vídeos al canal de YouTube que lleva mi nombre: Lilly’s Cupcakery (la pastelería de Lilly). Este es un pequeño resumen de mi vida: no estoy nunca quieta.

¿Por qué y cómo empezaste Lilly’s Cupcakery?

Lilly’s Cupcakery empezó en 2011, cuando dejamos de poder comprar en la Commissary, que es la tienda de comida de la base militar estadounidense donde mi madre siempre compraba las mezclas para pasteles. Así que me dije: «¡pues haré las tortas yo misma, no necesito el preparado!».

Alemania es un poco problemática cuando se trata de normas, y no podía vender mis cupcakes, por lo que empecé a subir fotos a Instagram y Facebook. Unos años más tarde, mucha gente empezó a preguntar por qué el glaseado siempre se deshace, mientras que el mío tenía mejor aspecto. Habían vídeos sobre cómo hacer cosas que me llevaron a formularme la siguiente pregunta: «¿cómo podría alguien llamar a esa cosa ‘glaseado’?. ¡¿Con harina?! ¿Qué demonios hace la harina en un glaseado?». Así que me di cuenta de que necesitaban ayuda.

Soy bilingüe, tenía experiencia ante las cámaras, y sabía cocinar. Así que me dije, abramos un canal en YouTube con vídeos en alemán para enseñar a otras personas cómo elaborar pasteles típicos estadounidenses, y también con vídeos en inglés para mostrar cómo preparar las delicias alemanas que tenemos aquí.

¿Cuál es el eslogan de tus horneados? 

Mi eslogan es: “¡cíñete a la receta!” Hornear no es cocinar. No puedes simplemente cambiar todo lo que te apetezca solo porque te viene de gusto hacer las cosas diferentes. Especialmente cuando se trata de un glaseado. ¡Alemania, sigue siempre la receta! Ni mascarpone, ni gelatina, ni pudding. Añade aromas (extractos, etc.) si deseas ajustarlo un poco, pero no cambies nunca los aspectos básicos. Hornear es pura química. Lo verás cuando alguien hornea pan estadounidense o pan alemán.

Hablando de diferencias: a través de tu canal, los estadounidenses pueden aprender recetas alemanas y viceversa.  Dejando de lado los sistemas de medidas, ¿cuáles son las mayores diferencias en ambos estilos?

Las diferencias principales entre el horneado tradicional alemán y el estadounidense son los ingredientes. El pastel de queso alemán, por ejemplo, lleva cuajada. Si no has viajado nunca a Alemania o has vivido aquí, no tendrás ni idea de lo que es la cuajada alemana, porque básicamente no existe en los Estados Unidos. Así que yo enseño a sustituirla, por ejemplo. Por otro lado, en Alemania no tuvimos extracto de vainilla durante muchos años. Ahora se encuentra con mayor facilidad, pero principalmente ya viene endulzado, así que es más como un almíbar. Este es el consejo número 1 que doy a los alemanes sobre el glaseado: no usen nunca los aromatizadores que tenemos aquí, compren siempre extractos.

¿Qué diferencias (y similitudes) hay en la manera en que los estadounidenses y los alemanes expresan su cultura a través de cocinar en el horno?

Los horneados de Estados Unidos mimetizan las supuestas características típicas del país: todo es más grande, mucha mantequilla y más colores. Estoy convencida de que es un prejuicio decir que la comida allí es SOLO grasa y causa ataques de corazón; porque la verdad es que es mucho más rica que eso. No es ningún secreto el hecho de que los pasteles allí son mucho más dulces y pesados que los alemanes.

Los alemanes expresan su cultura en el horno a través de la precisión, la paciencia y la exactitud. El pan alemán y el Brötchen son obras maestras. Los alemanes jamás dejarían de hacer pruebas y de ir jugando hasta conseguir el resultado perfecto.

Glühwein transmite una sensación de confort, de estar con la familia, de ir un poco más lento este final del año. Creo que el Glühwein para los alemanes es una sensación que estoy tratando de transmitir a los hogares estadounidenses.

¿Cuáles son algunas de las cosas más típicas que hornearías en Alemania durante la época navideña?

Me encantan las clásicas galletas alemanas de Navidad, como las Spitzbuben-Plätzchen, que son mis favoritas. Haces dos galletas de azúcar, de las cuales una tiene un agujero en el medio. A continuación esparces mermelada de fresa por la parte inferior de la galleta de azúcar y colocas una encima de la otra. O Vanillekipferl y Zimtsterne! También me encantan los waffles cuando llega la Navidad.

Para este episodio has creado una receta de pastel con Bratapfel y Glühwein. ¿Puedes explicarnos este plato? ¿De dónde viene y cómo?

En Alemania, las Navidades son casi sinónimo de las Bratäpfel: manzanas horneadas rellenas de mazapán, nueces y, si te gustan, pasas. Se aromatizan con ron y canela, y puedes comerlas con salsa de vainilla. Yo deseaba hacer un pastel a partir de estos sabores, y empecé a hacer pruebas en el horno y a experimentar hasta que conseguí este pastel celestial.

El Glühwein (vino caliente) es algo que no podrás evitar entre los meses de noviembre y febrero; Alemania goza de preciosos mercados de Navidad con miles de pequeñas paraditas que venden los platos y los dulces más deliciosos, juguetes artesanales, caramelos, especias, velas, y… Glühwein! Se trata de un ponche caliente elaborado a partir de vino tinto con sabor a naranja, limón, trébol, canela y anís estrellado y vainilla (aunque también existe el Glühwein blanco). Este vino transmite comodidad, el sentimiento de estar en familia, ralentizar un poco nuestra vida cuando nos acercamos al final del año. Creo que, el Glühwein, para los alemanes es un sentimiento que yo intento introducir en algunos hogares estadounidenses.

 


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados