Ediciones
Desplaza

Ya todos hemos recibido el comunicado: el consumismo y los regalos ostentosos ya no se consideran una parte esencial de las festividades. En lugar de dedicar tiempo a seleccionar regalos para amigos y familiares cuyas preferencias sólo pueden adivinar y que no tienen ninguna utilidad en realidad, muchas personas están optando por hacer donaciones conscientes en su lugar.

 Para esta edición especial de las festividades navideñas, hemos seleccionado tres iniciativas que vale la pena apoyar este año – en lugar de o además de los regalos de siempre. Haz clic aquí para leer sobre Girls Inc., nuestra opción de organización de desarrollo de liderazgo. Haz clic aquí para leer sobre la Operación Vigilancia Nocturna en el Rijksmuseum, nuestra elección para apoyar el proyecto de preservación histórica. Y sigue leyendo para saber más sobre el proyecto de servicio comunitario de limpieza costera internacional de The Ocean Conservancy.

 La contaminación del océano ha sido una preocupación constante para los ecologistas, pero durante años fue, en el mejor de los casos, una preocupación pública, económica y política menor, fácilmente ignorada por la mayoría de la población adicta al consumo de plástico. Sin embargo, después de una lenta oleada de apoyo a los proyectos de limpieza de los océanos y de una creciente demanda de productos eco amigables (o fabricados a partir de trozos reciclados), este año la marea finalmente ha cambiado. Junto con el cambio climático, la extinción de especies y el agotamiento de los recursos, el movimiento mundial “Viernes para el Futuro” también ha movilizado a millones de personas en todo el mundo en torno a la causa de reducir los desechos y mantener nuestros océanos limpios.

[Foto: Mike Baird/Flickr]

The Ocean Conservancy es un grupo de defensa del medio ambiente sin ánimo de lucro que ha estado luchando esta batalla durante casi 50 años, a todos los niveles. La organización apoya estudios científicos, financia la protección de la fauna marina y educa al público. A nivel de la comunidad, organiza anualmente la Limpieza Internacional de Costas, que anima a la gente a ponerse en marcha y ayudar a liberar una pequeña extensión de playa o incluso un parque local de residuos plásticos.

Janis Searles Jones, directora ejecutiva de Ocean Conservancy, explica las cifras impresionantes: “Desde la primera Limpieza Internacional de Costas hace más de 30 años, más de 15 millones de voluntarios han retirado casi 315 millones de libras de basura de playas y vías fluviales en todo el mundo”. Como explica la experta en derecho ambiental, “la basura oceánica, y el plástico en particular, es una de las amenazas más visibles que enfrenta nuestro océano hoy en día. Más de 8 millones de toneladas métricas de plástico entran al océano cada año – eso es aproximadamente un camión de basura lleno de plástico que se tira al océano cada minuto.”

“El plástico se ha encontrado en cada rincón de nuestro océano, desde las trincheras más profundas hasta los más remotos hielos del Ártico, y afecta a más de 800 especies marinas. Incluso se está abriendo camino en la cadena alimenticia. Afortunadamente, también es una de las amenazas más prevenibles. Cuando te unes a la Limpieza Internacional de Costas, estás avanzando en una de las soluciones más inmediatas e impactantes para mantener a los plásticos fuera del océano”.

Un excepcional regalo navideño

Por supuesto, ya puedes hacer un plan para unirte al gran evento para el 2020 (la Limpieza Costera Internacional se lleva a cabo cada año en septiembre), pero hay muchas otras maneras de apoyar las metas de Ocean Conservancy, incluyendo pasos específicos que puedes tomar ahora mismo durante la temporada de fiestas, como explica Jones: “Entre las decoraciones de plástico, los embalajes de productos, el papel de regalo y las cintas, los embalajes de alimentos y los contenedores, la temporada navideña puede generar una gran cantidad de residuos, lo que significa más emisiones de carbono y más residuos que pueden acabar en el océano.

“Puedes ayudar al océano tomando medidas para reducir tus desechos – comprando regalos de segunda mano, por ejemplo, reutilizando bolsas de regalo y otros artículos siempre que sea posible, y evitando los cubiertos de plástico y otros artículos desechables. Cuando se realicen los intercambios de regalos y las comidas de las fiestas, asegúrate de saber lo que se puede reciclar en tu comunidad, y deshazte de los desechos adecuadamente. Ocean Conservancy ofrece una serie de recursos sobre cómo llevar un estilo de vida amigable con el océano”, explica la experta.

Después de todo, salvar nuestros océanos -y, por extensión, el mundo en el que vivimos- es el mejor regalo para tus seres queridos, especialmente para las generaciones futuras. Como dice Jones: “El océano proporciona el agua que bebemos, el aire que respiramos, y para muchos de nosotros, la comida que comemos. Nos afecta a todos, y necesitamos mantenerlo limpio y saludable para apoyar a la vida silvestre y a las comunidades que dependen de él. Esto es especialmente cierto ya que el océano está absorbiendo la mayoría de nuestras emisiones de carbono y el calor causado por el cambio climático. Necesitamos reducir inmediatamente nuestras emisiones de carbono para hacer frente al impacto del cambio climático en los océanos, y mientras tanto, hay muchas cosas que podemos hacer para mantener nuestros océanos sanos”.

Cómo apoyar la iniciativa

Tú puedes hacer una contribución única o mensual a Ocean Conservancy a través del sitio web de la organización. Sin embargo, hay muchas otras maneras de apoyar la Limpieza Internacional de Costas. Puedes encontrar y unirte a un evento cerca de ti, comenzar tu propio evento local (y añadirlo al mapa, para que otros puedan unirse), o simplemente descargar la aplicación Clean Swell y empezar a rastrear los desechos que recoges en tus caminatas regulares, lo que ayuda a la organización a mantener un registro de la magnitud del problema – y la escala de la solución.

Según Jones, “cuando uno se une a la Limpieza Internacional de Costas, también se está aportando datos valiosos a los científicos y a los responsables de la formulación de políticas que trabajan en el tema crítico del plástico oceánico. En 2016, Ocean Conservancy introdujo la aplicación nominada al premio Clean Swell, que permite a los voluntarios registrar en el Índice de Basura de Ocean en tiempo real la basura que encuentran. El Índice de Basura Oceánica es la base de datos de basura marina más grande del mundo, y se utiliza para educar e informar a científicos, grupos conservacionistas, gobiernos y líderes de la industria sobre la basura oceánica para que todos podamos trabajar y asegurar que la basura nunca llegue a nuestras playas”.

 

 


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados