Ediciones
Desplaza

¿Te has perdido bajo una montaña de higos, peras y otras frutas de final de verano? ¿Estás buscando ideas para hacer tortas con las dulces frutas que producen los cítricos? Estos autores de libros de cocina y bloggers gastronómicos están contigo. Tanto si es preparando conservas con las últimas frutas del verano o utilizando el botín de la cosecha de otoño, estos expertos culinarios son auténticos fanáticos de la preparación de jaleas y mermeladas. Hoy se ponen manos a la obra y comparten con nosotros sus recetas de mermeladas favoritas, además de ofrecernos sus valiosos trucos y consejos para tanto aprendices como amantes de la elaboración de conservas.  

¿Qué esperas? ¡Que empiecen ya las sesiones de mermelada de fin de semana!

Mermelada de naranja y jengibre

Andrea Garzón – Chef y fotógrafa de comida en A Kitchen Obsession

“Si hay algo que me encante comer pero que siento a veces menosprecio un poco son las mermeladas. Las como casi todos los días pero pocas veces las preparo, por eso me entusiasma mucho compartir esta receta. La hice de naranja y jengibre, es espectacular porque tiene el dulzor y amargo de la naranja pero además tiene el zing del jengibre que la hace vibrante e interesante”.

“Muchas veces he buscado mermelada de jengibre porque con el paté queda buenísimo pero casi nunca he encontrado alguna que me guste o incluso pocas veces las he conseguido en el súper, así que saber que esto es tan fácil y delicioso es un alivio para mí porque de ahora en adelante la voy a preparar para tenerla siempre”

“Preparé un queso Brie frito y le puse la mermelada por encima con un poquito de romero y no puedo creer lo divino que quedó. Wow, ¡es mi nueva mermelada favorita!”

Consulta aquí la receta de la mermelada de naranja y jengibre.

[Foto: Andrea Garzón]

Dulce de higos

Sarah Owens – autora del libro de cocina, ganador del Premio James Beard, y propietaria de Ritual Fine Foods

“En mi libro Toast & Jam encontrarás esta receta de higos hervidos en sirope. Está basada en la de una familia ecuatoriana que tuve la suerte de conocer, cuya abuela me dio consejos para elaborarla: los ecuatorianos suelen empapar los higos en agua con levadura antes y después de hervirlos. Es un proceso laborioso que tiene como finalidad eliminar la sabia lechosa de la fruta antes de cocinar los higos en sirope, asegurándote así de que queden tiernos en vez de duros y chiclosos. En esta receta dejo los higos en remojo durante toda la noche y así adquieren una textura agradable. Las variedades de higos dulces y piel oscura como son los pavo marrón, negro italiano o Papa John son los mejores para esta receta, aunque las selecciones de higos más dulces de piel verde como los Ischia Verde también te darán muy buenos resultados.”

Consulta aquí la receta del dulce de higos.

[Foto: Ngoc Minh Ngo]

Mermelada de mandarina y romero

Romina Stricker – Chef y pastelera profesional y autora de más de 200 recetas

“Si pienso en mermeladas, automáticamente pienso en las abuelas. En esos dulces caseros, la olla de fondo grueso, la cuchara de madera semi quemada, producto de la experiencia y los andares de la cocina. Pienso en esos dulces de frutas cosechadas por los propios árboles o plantas, servidos delicadamente en los frascos de vidrio con cofias de retazos de telas”.

“Tengo recuerdos de los dulces de higo de mi abuela y las mermeladas de uva de mi mamá. Por eso, como un humilde homenaje a las mujeres más importantes de mi vida, se me ocurrió hacer una mermelada de mandarinas y romero. El proceso es muy sencillo y con pasos muy simples, se obtiene una mermelada casera, libre de conservantes y con un toque muy especial que brinda el romero. Además, te muestro cómo comprobar cuando una mermelada está lista y sus métodos de conservación, para lograr un producto bromatológicamente apto en el tiempo”.

Consulta aquí la receta de la mermelada de mandarina y romero.

[Foto: Romina Stricker]

Mermelada de banana

Helene – Blogger y viajera, además de ser la persona responsable de Masala Herb

“La mermelada de bananas es un secreto muy dulce y bien guardado. ¿Jamás te habías imaginado que existía? Pues no sabes lo que te has perdido. Descubrí esta mermelada en mis viajes a la isla francesa de Guadalupe. Mis amigos de la isla elaboran mermelada desde cero con estas bananas frescas; de hecho, ¡en Guadalupe tienen incontables variedades de bananas!”

“La mermelada es muy sencilla de preparar desde cero. Tienes que cortar las bananas en rodajas y cocerlas con la cantidad adecuada de azúcar. Después se cuece la mermelada hasta que está al punto, entre 30 y 50 minutos. La receta incluye toda la información necesaria sobre cómo reconocer cuándo la mermelada está al punto a través de consejos y trucos que te ayudarán a comprobarla sin la ayuda de un termómetro. Si lo deseas, puedes incluso mejorar la mermelada de bananas con auténtico ron caribeño. Solo tienes que imaginarte una rebanada de pan por la mañana con sabores de mermelada de banana tropical. El mismísimo paraíso terrenal, ¿no crees?”

Consulta aquí la receta de la mermelada de bananas.

[Foto: Masala Herb]

Mermelada de congelador de fresas y pepinos

Sarah Marshall – Fundadora de Marshall’s Haute Sauce y autora de Preservation Pantry

“La mayoría de la gente me conoce por ser la creadora de Marshall’s Haute Sauce, una línea de salsas artesanales picantes que yo misma elaboro en Portland (Oregon), por lo que siempre esperan que todo lo que sale de mi cocina sea, aunque solo sea ligeramente, picante, y eso también incluye a la mermelada. Y es cierto, me encanta sorprender a la gente con combinaciones inesperadas de sabores dulces y picantes.”

“En un principio desarrollé esta receta de mermelada de congelador de fresas y pepino para las clases de conservas para niños que yo misma impartía en la biblioteca de la zona. Es muy sencilla y una muy buena manera de familiarizarse con los aspectos más básicos que te permitirán disponer de la fruta de temporada durante el invierno, además de que ayuda a que los niños se coman sus frutas. La combinación de fresas y pepinos puede sonar extraña la primera vez que la oímos, pero la verdad es que se complementan muy bien. Los pepinos le aportan un toque sutil que reduce ligeramente el picante y hace que la mermelada sea mucho más interesante. Elaborar mermelada de congelador es una divertida actividad para hacer en familia que implica pesar, calcular, remover y triturar, además de ser también una maravillosa manera de familiarizarte con el fabuloso mundo de las conservas.”

Consulta aquí la receta de la mermelada de congelador de fresas y pepinos.

Mermelada de melocotón y chilis habaneros

Helen y Billie – Fundadores de miakouppa.com

“Vivir en Canadá nos permite experimentar las cuatro estaciones de la manera más extrema. Desde el aire fresco del otoño a los inviernos gélidos y nevados, y a la primavera lluviosa y húmeda, aquí lo tenemos todo. El verano, en cambio, es nuestra época del año preferida, e intentamos que dure tanto como sea posible, incluso cuando ya se ha terminado. Una muy buena manera es a través de los productos frescos, que o bien congelamos, deshidratamos o conservamos para poder retener el sabor del verano incluso durante los días más fríos y oscuros de invierno.”

“Esta mermelada, elaborada en honor a los sabrosos melocotones de Ontario, es como untar rayos de sol sobre el pan. Si a los melocotones le añadimos los fogosos chilis habaneros, entonces equilibramos la dulzura de los melocotones lo suficiente para que la mermelada sea algo realmente especial.”

“Los habaneros son unos chilis muy picantes, y con muy poca cantidad tienes suficiente para mucha mermelada. La cantidad de chilis habaneros que se necesita para esta receta será suficiente para que puedas elaborar una mermelada indudablemente picante pero sin ser intolerable. Si prefieres que sea más suave, solo tienes que usar menos habaneros. De una manera u otra, tendrás una mermelada deliciosa para untar en baguettes tostadas o en galletas, tanto dulces como saladas, a las que podrás incluso añadir un queso suave, como un brie o un camembert. ¡Qué buen aperitivo! También puedes disfrutar de nuestra mermelada de melocotón y chilis habaneros si la sirves de acompañamiento en platos como el lomo de cerdo asado o las pechugas de pollo a la parrilla.”

Consulta aquí la receta de la mermelada de melocotón y chilis Habaneros.

[Foto: Miakouppa]

Mermelada de naranjas y canela

Beeta Hashempour – Fundadora de Mon Petit Four®, que ofrece recetas francesas y consejos de estilo de vida francés

“Aunque la mermelada dulce y pegajosa siempre ha sido mi favorita, me pasé años intentando elaborarla en casa sin ningún éxito. La mermelada siempre ha sabido demasiada amarga, aunque todas las recetas que he seguido pedían más azúcar del que yo jamás había usado en cualquier preparación casera.”

“Hasta que descubrí el pequeño truco del Chef Jacques Pépin para tratar la piel de la naranja, a partir del cual creé una receta de mermelada casera ¡que volvería loco al mismísimo osito Paddignton! La mejor parte es que esta receta de mermelada no requiere todo el paquete de azúcar, ni tampoco contiene resto alguno de sabores amargos.”

“Mi consejo para aquellos que sean nuevos en esto de la elaboración de mermeladas es utilizar el método del plato congelado cuando prueben la mermelada para saber si está lista. Tienes que poner un plato en el congelador mientras cocinas la mermelada y, entonces, cuando estés listo para probarla, añades una gota de mermelada al plato congelado. Inclina el plato hacia un lado. Si la mermelada deja de resbalar a mitad del camino, entonces es que la mermelada está lista. Si la mermelada sigue resbalando hasta llegar al otro lado del plato, entonces es que tienes que seguir cociéndola unos minutos más antes de volver a probarla.”

Consulta aquí la infalible receta de mermelada de naranja y canela.

[Foto: Beeta Hashempour]

Mermelada de membrillo con oporto

Rowena Dumlao-Giardina – Fundadora de Apron and Sneakers, y analista, fotógrafa y coautora del libro publicado en los EE. UU., The New Filipino Kitchen: Stories and Recipes from around the Globe

“El membrillo es una fruta que solo he conocido estos últimos diez años de mi vida, cuando el supuesto manzano que compramos (etiquetado como manzano) y plantamos en nuestro jardín empezó a dar unas frutas de aspecto muy extraño. El membrillo es una fruta de la misma familia que las manzanas y las peras, y tiene una piel de color amarillo dorado y una pulpa muy dura. Sorprendentemente, es una fruta que solo puede consumirse si se cocina, y ahí es donde nace la belleza de esta deliciosa fruta. Mientras la cocinas, emite un aroma perfumado delicioso y delicado, y lentamente va adquiriendo un tono rosado y se va ablandando.”

“Cuando hago mermelada en casa, tengo poco tiempo para cocinar, ya que uso únicamente frutas frescas maduradas en el árbol de nuestro jardín. La clave es usar solamente tarros esterilizados en un entorno de trabajo igualmente esterilizado, y decidir cuánto tiempo deseas guardar la mermelada para así decidir la cantidad de azúcar que necesitas. La proporción de azúcar y pulpa es de 1:1, que es la cantidad recomendada para así evitar que se creen bacterias y, al mismo tiempo, permitirte conservar la mermelada durante más tiempo; o, si lo prefieres, puedes reducir el azúcar a 1/4 parte, como hago yo, para obtener una mermelada no demasiado dulce, pero con menos duración de conserva.”

Consulta aquí la receta de la mermelada de membrillo con oporto.

[Foto: Rowena Dumlao-Giardina]

Mermelada de pomelo bam bam

Debra Clark – Blogger gastronómica responsable de Bowl Me Over

“Esta exquisita mermelada es dulce y ácida al mismo tiempo, además de también tener un puntito picante. Es la mermelada perfecta para untar en los muffins ingleses, y es un regalo de los dioses en un sándwich de mantequilla de maní y mermelada. Las jaleas y mermeladas artesanas caseras son también regalos maravillosos. Yo uso esta mermelada para aliñar las ensaladas, glasear los solomillos de cerdo, y muchas otras cosas. Encontrarás todas las sencillas instrucciones paso a paso que son necesarias para elaborar una mermelada deliciosa en muy poco tiempo.”

Consulta aquí la receta de la mermelada de pomelo bam bam.

[Foto: Debra Clark]

Mermelada de piña

Azlin Bloor – Instructora culinaria y responsable del blog gastronómico Lins Food

“La sencillez personificada. Esta receta de piña se usa para rellenar la estimadísima torta de piña (o torta Kuih, como la llamamos aquí), y que es la personificación de la galleta festiva de Singapur y Malasia. ¡Tengo tan buenas memorias culinarias de cuando la hacía de niña en la cocina de mi abuela en Singapur! Solíamos hacerla en un rallador antiguo, por lo que tardábamos muchísimo en tenerla lista, a diferencia de hoy que puedes utilizar los procesadores.”

“Esta mermelada es muy fácil de hacer y puede usarse de maneras muy diferentes. Pero para mi gusto, fue inventada para usarla con hojaldres. Todo lo que necesitas son piñas frescas, azúcar y trébol para darle un toque picante. Si la conservas en un tarro esterilizado, la mermelada te durará hasta una semana en la nevera. Pero si le das un baño de agua, te durará hasta 6 meses, y además puede ser un regalo ideal y muy original.”

Consulta aquí la receta de la mermelada de piña.

[Foto: Azlin Bloor]

Suntuosa mermelada de vainilla, romero y naranjas

Nina – Cofundadora de Two Sisters Living Life

“Las mermeladas son como la cereza más famosa del pastel: pueden convertir en extraordinarios algunos postres, desayunos o a veces incluso platos suculentos. Son de uso extremadamente versátil.”

“A mí me encanta combinar frutas con hierbas, como hago con esta suntuosa mermelada de naranjas y romero. El romero fresco le añade un sabor complejo maravilloso. Preparo como mínimo 40 tarros de este sabor cada año, porque a toda la familia y a nuestro círculo de amigos les encanta, y siempre se emocionan cuando les llevo un par de tarros cuando los visito.”

“Yo recomiendo lo siguiente siempre que se preparen mermeladas: asegúrate de usar tarros de mermelada con tapas de rosca y hiérvelas en agua durante 10 minutos antes de llenarlas con mermelada (en los vasos enfriados). El hervido garantiza que los gérmenes no estropeen la mermelada.”

Consulta aquí la receta de la mermelada de vainilla, naranjas y romero.

[Foto: Two Sisters Living Life]

Mermelada de frutas del bosque en pequeños lotes

Helen Best-Shaw – Escritora y fotógrafa gastronómica de Fuss Free Flavours

“Me encanta hacer conservas y preparar lotes de mermelada, jalea o chutney casi cada semana. Es una afición gratificante, divertida y relajante, además de que tus amigos te lo agradecerán mucho, ya que siempre prepararás más de la que tú puedes llegar a comer y, por lo tanto, tendrás que regalarla.”

“Solo preparamos pequeños lotes de 3 ó 4 tarros como máximo, ya que es más rápido, puedes hacerlo en una olla normal, tienes más margen para jugar con los sabores, y porque cuantas más veces haces conservas, más aprendes y mejor las haces. ¿Quién necesita 20 tarros de mermelada del mismo tipo y sabor?”

“La parte más dura del proceso es conseguir hacerla al punto; con experiencia, es más fácil juzgar cuando la mermelada está en su punto solo por la apariencia que tiene cuando está hirviendo. De todos modos, yo recomiendo que, en caso de que seas novato, o sea la primera vez que preparas conservas, inviertas en un buen termómetro sonda digital, ya que te dirá exactamente cuándo está lista la mermelada (y son de gran utilidad para todo tipo de tareas culinarias).”

“Esta receta de fácil preparación para mermelada de frutas del bosque te permitirá preparar tres tarros pequeños, y contempla el uso de una bolsa de frutas del bosque congeladas con azúcar y limón, ¡y además te llevará tan solo media hora!”

Consulta aquí la receta de la mermelada de frutas del bosque congeladas

[Foto: Helen Best-Shaw]

Mermelada de tomate

Jenny Gomes – Blogger responsable de The Domestic Wildflower

“Más amarga que dulce, esta mermelada de tomate es rica en hierbas y en aromas. Es fantástica cuando la combinas con carne, queso de cabra, pasta y aperitivos salados. Cualquier tomate fresco te servirá para la receta, y la adición de los otros ingredientes hará que los aromas del tomate se acentúen todavía más. Los tomates roma, en forma de pasta de tomate, son una muy buena elección, aunque cualquier tomate maduro te servirá.”

Consulta el tutorial paso a paso para elaborar mermelada de tomate.

Mermelada de pomelo

Alex – Blogger gastronómica responsable de It’s Not Complicated Recipes

“Esta receta lleva generaciones en mi familia. De hecho, ¡es una receta que mi tatarabuela dejó escrita en su libreta de recetas escritas a mano!”

“La receta es muy diferente de las demás recetas por lo que respecta a la cantidad de azúcar y agua, ya que contiene una mayor cantidad de ambos en comparación a lo que suele recomendarse en otras recetas. El motivo es que empapar bien la fruta en agua te permitirá infundir en la mermelada el máximo sabor del pomelo. Dejamos la fruta en remojo toda una noche y, al día siguiente, la hervimos. Esto ayuda a obtener una mayor cantidad de pomelo para esta deliciosa conserva.”

“Esta mermelada de pomelo está elaborada con preciosos pomelos de temporada, para traerte felicidad durante todo el año. Si te gustan los sabores tradicionales de los cítricos, te encantará esta mermelada. Además, también puede ser un fantástico obsequio para tus seres queridos y puede incluso usarse en un gran número de preparados, tanto dulces como amargos.”

Consulta aquí la receta de la mermelada de pomelo.

[Foto: It’s not Complicated Recipes]

Mermeladas con alcohol

Lindsay Landis – Blogger responsable de Love & Olive Oil, y autora de la serie de ebooks That’s My Jam

“Me encanta preparar mermeladas con alcohol porque la mezcla de la fruta y el licor es una combinación de por sí deliciosa. Aunque la mayoría del alcohol se evapora durante el proceso de elaboración/envasado, sus sutiles aromas continúan mezclándose con la fruta produciendo un sabor único y sorprendente. Unas de mis recientes combinaciones preferidas han sido la de higos y vino rosado, melocotón y bourbon, y fresas y tequila (con agave y un poco de lima pasa a ser como la margarita de fresas). Estas mermeladas de alcohol son increíbles cuando las sirves en una tabla de quesos refinados, como glaseado para la carne, o (¡mi favorito!) cuando la untas entre capas fundidas de queso a la parrilla.”

[Foto: Lindsay Landis]


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados