Ediciones
Desplaza

Cuando los turistas vienen a los Estados Unidos, los primeros lugares que visitan son las grandes ciudades como Nueva York y Los Ángeles. No obstante, si lo que realmente quieres es ver la otra cara de la cultura americana, te invitamos a entrar en el espectacular mundo de las ferias rurales. Hay una feria estatal en casi todos los 50 estados, aunque algunas son mejores (o más extrañas) que otras. A continuación te presentamos las que por nada del mundo deberías perderte, especialmente si estás huyendo de la jungla de cemento.

Feria estatal de Iowa
Cuándo: 10-20 de agosto, 2017.
Qué debes ver: La vaca de mantequilla
Qué debes comer: Albóndigas de nachos fritas o ‘maíz en taza’.

La Feria estatal de Iowa está considerada  la mejor de las mejores. Empezó a organizarse en 1854 con el fin de celebrar con orgullo la cultura agrícola de Iowa y sus logros industriales. Hoy,  la feria se ha convertido en el pulso vital del verano del medio-oeste americano, y atrae a más de un millón de visitantes durante los 10 días que se celebra. Cientos de Iowanos participan en los tradicionales concursos para ver qué granjero ha criado el jabalí más grande y qué vaquero tiene mejor puntería sobre el caballo. ¿No es lo suficientemente raro para ti?

La feria también alberga una amplia gama de concursos extravagantes, desde llamar al marido para lanzar pollos de goma y el maravilloso concurso de sombreros, por solo mencionar algunos. Tradiciones extrañas a parte, la Feria estatal de Iowa es probablemente la más conocida de todas gracias a sus increíbles puestos de comida, donde encontrarás la mayor oferta de frituras que te hayas imaginado. No puedes marcharte sin antes probar el pincho de pastel de manzana o la torta de taco. Antes de marcharte tienes que ver la famosa ‘Vaca de mantequilla’, que es exactamente lo que estás imaginando.

Feria estatal de Alaska
Cuándo: 24 de agosto – 4 de septiembre, 2017.
Qué debes ver: Concurso de repollo gigante
Qué debes comer: Bandeja vegetariana o hamburguesa de donut

Alaska empezó a organizar ferias estatales mucho antes de convertirse en el 49º estado. Como la de Iowa, la Feria estatal de Alaska también es conocida por sus concursos originales, pero hay uno en especial que se lleva el aplauso: el concurso del repollo gigante más pesado.

Los granjeros de Alaska tienen fama de cultivar productos de tamaños extraordinarios, así que simplemente dar un vistazo a los ganadores ya es toda una experiencia. El ganador del concurso fue el granjero Scott Robb, con una colosal pieza de 62,7 kgs, que a su vez se ha convertido en el repollo más pesado jamás visto. La feria también es famosa por sus preciosas exhibiciones de flores, y deliciosas bandejas vegetarianas (una saludable alternativa a toda la comida frita que suele servirse en estas ferias).

Feria estatal de Minnesota 
Cuándo: 24 de agosto – 4 de septiembre, 2017.
Qué debes ver: Concurso de talentos
Qué debes comer: las galletas de la dulce Martha

La Feria estatal de Minnesota se remonta al año 1859, y desde entonces se ha convertido en una de las ferias favoritas de las familias. Durante el día podrás aprender todo lo que quieras sobre agricultura en las exhibiciones interactivas, una de las mejores es el Milagro del Centro de Natalidad. Aquí, los visitantes pueden presenciar el nacimiento de más de 200 animales y ver cómo algunos de ellos dan sus primeros pasos, desde cerditos a pollitos emplumados.

Por las tardes, cientos de visitantes se reúnen para presenciar el concurso de talentos, en el que la gente local luce sus mejores aptitudes ante un panel de jueces. No hace falta decir que tienes que probar algunos de los platos típicos del lugar. Te recomendamos que te acerques a la ‘All-You-Can-Drink Milk Booth’, en donde podrás beber tanta leche como quieras.

Feria estatal de Texas
Cuándo: 29 de septiembre – 22 de octubre, 2017.
Qué debes ver: Big Tex, Rueda Texas Star
Qué debes comer: Todas las frituras

Dicen que en Texas todo es más grande, y la Feria estatal de Texas no es ninguna excepción. Aunque no se tiene una asistencia oficial, esta feria atrae a la mayor multitud de personas del país y ofrece una cantidad increíble de actividades. No solo se trata de la única feria de los Estados Unidos que cuenta con un espectáculo completo de automóviles, sino que además alberga un torneo de fútbol en su estadio y un famoso parque con más de 70 atracciones.

No olvides visitar la famosa rueda Texas Star Ferris Wheel, que tiene 62 metros de altura, la más grande jamás construida en 1985, mientras que la nueva Top o’ Texas tiene hasta 152 metros de altura para que disfrutes de la maravillosa vista de Dallas. Te recomendamos que antes que nada, pruebes las Oreo fritas y el tocino frito con pollo. Cuando te vayas, asegúrate de decir adiós con la mano a Big Tex, el vaquero de 16 metros de altura que ha sido la mascota oficial de la feria durante más de 60 años.

Artículo de Gail Wilcoxen


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados