Ediciones
Desplaza

Las vacaciones en familia son una auténtica fuente de recuerdos maravillosos e inolvidables (así que tranquilo y no sientas presión de ningún tipo, ¡eh!). Además de una buena planeación y unas expectativas realistas, también puede irte bien un poco de inspiración que te ayude a crear una escapada inolvidable para toda la familia, sin importar tu presupuesto.

Para todas las edades: el camping

Ir de camping es el tipo de vacaciones que todas las familias deberían probar como mínimo una vez. La clave es la organización: las zonas más codiciadas suelen exigir reservas con meses de antelación, especialmente en temporada alta. Cuando hagas planes, ten en cuenta las temperaturas extremas y por tanto, las facilidades de las instalaciones. Comprueba que las baterías de las linternas funcionen; repasa que no te falte ninguno de los accesorios para montar las tiendas de campaña; y planea comidas fáciles de preparar y actividades para los días de lluvia. Para disfrutar al máximo de una buena experiencia al aire libre sin el problema de las tiendas, investiga la posibilidad de alquilar una furgoneta o un bungaló.

Para edades variadas: un crucero

Una escapada en crucero puede resultar interesante para todas las edades. Empieza por encontrar el puerto más cercano a tu casa, ya que podrías ahorrarte bastante en tiquetes de avión. Si reservas con antelación, o a última hora, puedes conseguir increíbles descuentos en cruceros, además de encontrar ofertas como “los niños navegan gratis”, etc. La mayoría de los barcos ofrecen expediciones familiares, o simplemente son lo suficientemente grandes para acomodar una amplia gama de opciones de entretenimiento para niños y adolescentes. Cualquier tipo de club supervisado para niños es un punto adicional, así que infórmate para ver si los adolescentes y preadolescentes pueden asistir solos a actividades de “adultos”, como por ejemplo a sesiones de películas.

Para familias ‘eco-friendly’: el mundo salvaje

La zona interior de la isla de Madagascar, las orillas de las Galápagos… o quizás un mundo salvaje por descubrir más cercano a casa. Cada vez más, los viajeros en general desean explorar la belleza natural del planeta durante sus vacaciones, por lo que el turismo ecológico va claramente al alza. Para aquellos interesados en viajar de manera sostenible, la Sociedad Internacional de Ecoturismo es un buen lugar por donde empezar; si estás buscando una manera ecológicamente responsable de llevarte a casa el máximo esplendor de la naturaleza, considera la posibilidad de asistir a un curso de fotografía online gratuito antes de partir.

Para familias de mayor edad: viajes en carretera

Aunque pocas cosas hay que puedan hacerte sentir mejor que poner en el automóvil todo lo que necesites y arrancar al alba, la verdad es que no es tan fácil como suena, especialmente si viajas con toda la familia. ¿Durante cuánto tiempo pueden estarse quietos los niños en el carro? ¿Dónde podrás parar para dejar que el perro corra un rato? ¿Cómo entretendrás a toda la familia durante largos períodos en carretera? Además de planear cuántos km puedes recorrer cada día, piensa también en momentos de diversión para toda la familia, como la banda sonora original de la película o musical preferidos de toda la familia para que todos canten, y juegos como la batalla de grupos musicales y el póker de placas de vehículos.

Para familias con niños: vacaciones en complejos turísticos

Muchas vacaciones organizadas en complejos turísticos tienen en cuenta la piscina para niños y los centros lúdicos supervisados. Si decides dejar a los niños bajo el cuidado de otros en un complejo turístico, deberás pedir antes que te muestren su política de protección infantil, y tener siempre a mano un celular encendido en caso de emergencia. En climas extremos, asegúrate de que dispongan de calefacción o aire acondicionado. Si es posible, reserva una habitación con un espacio especial separado para niños, ya que una habitación con un solo espacio puede llevarlos a creer que dormir con papá o mamá es lo más normal del mundo.

Para familias que adoran la música: los festivales

Los festivales solían ser lugares a los que asistían los adultos para dejarse ir y disfrutar de la fiesta toda la noche. No obstante, a medida que los clientes han ido creciendo y se han convertido en padres, cada vez hay más festivales con actividades para toda la familia. Desde el Latitude Festival y el Primavera Barcelona, cada vez hay más festivales que ofrecen actividades y áreas designadas para niños, además de muy buenos descuentos en las entradas. El masivo festival Burning Man que se celebra en el desierto de los EE. UU. ha creado incluso una detallada guía de supervivencia familiar que te ayudará a prepararte para todo, desde el polvo del desierto al ruido de los decibelios.

Para familias exploradoras: las escapadas activas

A fin de disfrutar de un viaje en el que nadie pueda quejarse de aburrimiento, considera la posibilidad de asistir a una escuela de yoga y surf de las que ahora hay en el sur de Europa y en el sureste asiático, o bien dirígete a uno de los ranchos de Norteamérica donde se ofrecen actividades como la natación, la pesca, el tiro con arco y la equitación. Compara los diferentes paquetes vacacionales con todo incluido (tres comidas al día y el transporte) con los que solo incluyen la práctica de la actividad en cuestión, que quizás podría ser la opción más adecuada para aquellos que prefieren comer a horas diferentes o para aquellos otros que tienen un presupuesto más ajustado. No te olvides de verificar las políticas de reembolsos, ya que el espacio suele ser limitado y las cancelaciones pueden ser complicadas, incluso en casos de emergencias.

Para una escapada sin estrés: el puro lujo

Aunque en una escapada de lujo todo debería estar siempre previsto, merece la pena estar atento a cualquier oferta y ahorro posible. Explora los descuentos que se ofrecen en función de la edad para casos como adolescentes que no necesitan supervisión ni accesos vigilados, o niños que no comerán en el buffet. Investiga los paquetes con bebidas incluidas y los límites de edad, ya que en algunos países, dependiendo de la edad, tus hijos podrían consumir alcohol aunque en tu país de origen no esté permitido. Por último, pon un límite al precio de las habitaciones, ya que los niños pueden hacerte gastar mucho con solo estar sentados junto a la piscina comiendo pizzas o visitando el balneario.

Para familias curiosas: aprender idiomas

¿Quieres aprender francés o inglés en familia, pero no encuentras el tiempo necesario para sentarse todos juntos después del colegio? ¡Aprende un idioma durante tus vacaciones con un profesor nativo y aplícalo a situaciones reales cada día! Esta es la mejor manera de mejorar el idioma, fortalecer la memoria, y además divertirte de verdad. Dependiendo del idioma y el destino que elijas, los tipos de cambio pueden ayudarte a aprender el idioma por menos dinero del que te gastarías incluso en tu propio país.

Para formar el carácter: váyanse de voluntarios

Para disfrutar de unas vacaciones que jamás olvidarás, considera la posibilidad de brindar ayuda a los que lo necesitan y/o a tu ecosistema local. Aunque por norma general no están recomendados para los menores de 7 años, los destinos (éticamente responsables) más populares incluyen la investigación sobre tortugas marinas y la sensibilización sobre la vida animal en África en general, lo que puede implicar una dedicación de tan solo 2 o 3 horas de trabajo al día. Cuando investigues y compares los programas existentes que más se adapten a tu familia, no te olvides de averiguar qué vacunas necesitarán, qué cubre tu seguro de viaje, tanto en el caso de los menores de edad como de los mayores para realizar trabajos no remunerados, y asegúrate también de entender bien la naturaleza del trabajo que desempeñarán y cómo puede tu familia contribuir de manera significativa a dicha causa.

Para estrechar los lazos familiares: campamentos para niños

Si tus pequeños tienen grandes cantidades de energía que tienen que quemar, entonces considera la posibilidad de ir a un campamento familiar orientado a los más pequeños. YMCA y muchas otras asociaciones organizan campamentos al aire libre con actividades educativas adicionales. Estos campamentos pueden ayudar a aliviar el estrés de aquellos que quieren siempre hacerlo todo a la vez y ayudarlos a hacer nuevos amigos, a la vez que te permitirán estrechar tus propios lazos familiares. Aunque los campamentos familiares suelen tenerlo todo incluido, lee la letra pequeña respecto a las actividades especiales y los servicios de supervisión y cuidado de los pequeños.

Para familias aventureras: el senderismo

Unas vacaciones caminando pueden ser difíciles de vender a ciertos miembros de tu familia. No obstante, los expertos aseguran que la clave para convencer a tus hijos a emprender dicha aventura es vivirla con ellos y empoderarlos. Vive la aventura con ellos observando juntos la flora y la fauna del lugar, y contando historias sobre la zona. Empodéralos permitiéndoles dirigir un poco la caminata y dándoles pequeñas responsabilidades (e incluso pequeños premios). Los parques nacionales tienen sus propios índices de dificultad, consejos sobre cómo mantener la zona limpia y su propia guía con relación a los tipos de vida salvaje que podrás encontrar en el camino.

Para todas las familias: sol y playa

La playa y el mar continúan siendo uno de los destinos familiares preferidos, y con razón. Un hotel o apartamento de alquiler a poca distancia andando de la playa puede ahorrarte muchos problemas a la hora de llevar juguetes arriba y abajo, y además te facilitará invertir en un parasol o un iglú de playa para protegerte del sol durante toda tu estancia. Si te diriges a una playa de surf, mira a ver si encuentras zonas más tranquilas con menos oleaje o con piscinas para los más pequeños, y prepara actividades para ellos por si hay días lluviosos.

Para todas las familias: unos días en la nieve

Si el verano no es lo tuyo, no te preocupes porque en la otra mitad del mundo es invierno. Esquiar en familia puede ser unas vacaciones muy especiales, ya que los más pequeños pueden asistir a clases para grupos, y los adultos tener la oportunidad de disfrutar también del après-ski. Hagas lo que hagas, investiga qué es más asequible, si alquilar o comprar el equipo para esquiar, y mira también los programas que permiten que los niños esquíen gratis o a un precio reducido.

Para los que buscan emociones: los parques temáticos

Google es tu amigo, tanto para pases como para descuentos, así como por lo que se refiere a los mejores momentos para ir (las tardes suelen ser más tranquilas que a primera hora de la mañana). Y si traes tu propia comida y bebida podrás ahorrarte un buen dinero. Comprueba cuáles son las restricciones de altura en las atracciones y asegúrate de que haya suficiente que hacer para toda la familia. Piensa en un “plan de ataque” familiar para que ningún miembro disfrute menos que el resto y en otro plan para cuando sea la hora de marcharse y los niños te pidan una más, y otra más, y otra…

Para los espectadores: los torneos deportivos

Tanto si se trata de tu deporte preferido o algo completamente nuevo, asistir a torneos de eventos deportivos puede convertirse en una gran manera de conocer otros lugares del mundo, a lo que además también puedes echarle alguna actividad o entretenimiento adicional. Cuando planees el viaje, mantente atento a los descuentos de los patrocinadores, pases familiares y zonas especiales para niños como pueden ser las zonas en las que está prohibido introducir y/o consumir bebidas alcohólicas y paradas donde se pintan máscaras y las caras de los niños.

Para los que tienen 13 años, pero parecen de 30: tiempo de adolescentes

Las vacaciones con adolescentes pueden resultar todo un reto, pero a la vez ser realmente gratificantes. Los adolescentes buscarán actividades llenas de adrenalina a las que también puedan ir los adultos, como las tirolinas, el esquí acuático y el buceo, e insistirán en algún lugar con una buena conexión wifi. Otros consejos para gozar de unas vacaciones en armonía son permitirles participar en la toma de decisiones, ampliar el horario nocturno, premiar el buen comportamiento, dejar que vengan con amigos, concederles cierto espacio para que puedan hacer sus cosas y evitar actividades que impliquen levantarse temprano.

Para las familias ‘foodies’: vacaciones gastronómicas

Unas vacaciones a base de cocinar (¡y comer!) son una buena oferta para toda la familia. Debido a la creciente demanda por una cocina auténtica y unos ingredientes frescos, las clases de cocina se están convirtiendo en algo en que los turistas empiezan a interesarse cada vez más en todo el mundo. Así que, ¿por qué no consideras la posibilidad de viajar y cocinar por varias regiones de la China o la India para conocer y aprender de otras culturas? Si avisas con antelación, la mayoría de escuelas de gastronomía estarán encantadas de tener en cuenta requisitos variados tales como posibles alergias, dietas vegetarianas, e incluso podrán darte ideas para cocinar para niños.

Pala los más creativos: escapadas llenas de inspiración

Tanto si se trata de aprender a bailar salsa en las calles de La Habana como de organizar un taller-refugio de bricolaje, las escapadas creativas son la última moda en el sector de las vacaciones. Añádeles un poco más de consistencia, documentando online el progreso para que tus amigos puedan seguirte, o bien usando tus proyectos durante el próximo año a través de, por ejemplo, regalar tus cuadros en los próximos cumpleaños familiares. ¡Asegúrate de que la inspiración fluya y de disfrutar también de mucho tiempo libre!

Cuando todo lo demás fracasa: “quedaciones”

Unas “quedaciones” durante las vacaciones escolares es una muy buena manera de conectar con el área donde vives, ya sea antigua o nueva. Consigue unas cartulinas y haz que los niños te ayuden a planificar las actividades diarias en centros de trampolines y acuarios, e incluye actividades hogareñas menos caras como una maratón cinematográfica y un día de cocina. También puede merecer la pena ponerte en contacto con el consorcio de turismo de tu localidad para ver si disponen de pases con descuentos o entradas u ofertas especiales en actividades.

Amex Essentials Insights

Ayúdanos respondiendo las siguientes preguntas y verás cómo tu valiosa opinión puede ayudar a proteger los océanos. 


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados