Ediciones
Desplaza

¿Casarte de blanco? Revolucionario. Quizás, en vez de seguir el camino marcado con tu atuendo hasta el altar, podrías valorar la posibilidad por la que cada vez más novias y novios se están decantando: emular las viejas tradiciones del Oeste americano en que se combinaba un vestido blanco de novia con un traje negro de novio, pero ahora con estilos más modernos y exclusivos que reflejan la personalidad de la pareja.

“La tendencia hoy en día es salir más del marco conceptual establecido”, dice Nara Ragimov, gerente del Salón Nupcial de Bergdorf Goodman de Nueva York. “Las novias se están decantando por aquellos looks de boda que reflejan su estilo personal; desde añadir toques sutiles como detalles dorados bordados, a elegir un color no tradicional como el rubor o el champán, o incluso un azul claro o hasta una combinación de varios colores”.

Un vestido de novia que sea emocionante no es nada nuevo. Tradicionalmente, durante milenios, las novias chinas han llevado vestidos rojos; las novias hindús eran embellecidas con vestidos de colores brillantes, mientras que muchas otras culturas tienen sus propias tradiciones al respecto. El creciente multiculturalismo del mundo de la moda, además de la relevancia de Internet a la hora de establecer y fusionar tendencias y tradiciones, puede ser la razón por la cual muchas novias opten por vestidos en colores vivos.

“Las redes sociales han tenido una influencia muy importante”, afirma Ragimov. “Ahora las novias están expuestas a más posibilidades que antes, especialmente los looks editoriales y de las pasarelas, que han llevado a más novias a escoger opciones innovadoras en vez de estilos tradicionales, como sucedía en los años 80 y 90”. En Bergdorf Goodman se aconseja a las novias que elijan un vestido en el que “se sientan lo más bonitas posible, independientemente del color”, lo que ha llevado, como Ragimov reconoce, a que el icónico vestido blanco se vea sustituido por tonos más suaves como los rosas pálidos o los dorados sutiles.

¿Estás pensando en colores vibrantes que complementen el estilo que quieres darle a tu boda? Cualquier cosa puede ser un vestido de boda, siempre que lo lleves ese día especial. Ragimov no tiene ningún tejido ni estilo para aconsejarnos. Para ella, no hay límites: “Todo depende de la preferencia personal de estilo de la novia y de cómo se siente ella”.

Echa un vistazo a estos estilos de vestidos en colores vibrantes  y deja que te inspiren.

Estampado sobre estampado
Para una boda fresca y a la moda en California, echa un vistazo al estilo de esta pareja, cuyos estampados de colores vivos se corresponden y se contradicen simultáneamente, creando una combinación inolvidable. La clave para crear este look cohesionado es, por un lado, que el color base tanto de la novia como el novio sea el blanco y, por el otro lado, que los estampados impresos incorporen el azul. La bisutería y la corona de flores deben combinar también y, de este modo, ayudar a que el vestido y el traje dibujen juntos la idea sartorial de la boda.

TWO. GREAT. HUMANS. 💗🌵💗🌵#youandmeesince2003

A post shared by Jenn Emerling (@jemerlingweddings) on

Lentejuelas y terciopelo
El contraste de texturas de esta pareja es altamente elegante, hasta el punto de conseguir que esta boda en el Ayuntamiento de Dublín parezca toda una gala. Mientras que un tradicional esmoquin de lana podría parecer de segunda si lo comparamos con un vestido de novia dorado repleto de lentejuelas, el terciopelo con tonos del blazer del novio aporta un estilo sobrio a la pareja. Añadir unos pantalones de terciopelo no sería una mala idea, y si además le sumamos unos tacones de novia también de terciopelo, nos ayudaría a unificar estilos.

Gris y rosa
Es posible que la idea de un vestido gris no te haga saltar de emoción. No obstante, imagínate que hace juego con la camisa formal también de color gris de tu pareja y una pequeña explosión de color en el blazer o en todo el traje del novio. Esta pareja ofrece una imagen de vanguardia gracias a sus tonos apagados pero únicos y exclusivos, consiguiendo al mismo tiempo que tanto el vestido de ella como el traje de él ofrezcan una cohesión realmente adorable. Los lazos y las flores del ramo de la novia ayudan a fusionar aún más ambos looks, en los cuales podrías casarte en casi cualquier época del año y en cualquier entorno.

Azul marino
Aunque el negro y el azul marino acostumbraban a ser una salida de tono importante en lo que a moda se refiere, también hay que reconocer que cualquier aspecto que levante polémica puede acabar convertido en algo hiper chic, como sucede con los trajes de boda de esta pareja. El vestido de novia azul marino, modesto pero elegante, con sus matices dorados y los detalles de telas vaporosas, ofrece un look merecedor de alfombra roja que además combina a las mil maravillas con el inmaculado traje del novio.

Rosa y azul
Por supuesto, la combinación de rosa y azul viene impuesta por la tradición de colores de niño y niña, y puede ser un mero cliché. Por otro lado, es difícil negar que los dos colores combinen a la perfección en una amplia paleta de tonos diferentes. El vestido de novia rosa oscuro es de lo más favorecedor, especialmente si lo combinas con un traje de color azul vivo, creando de esta manera un conjunto que da una sensación de modernidad e intemporalidad a la vez. El cinturón dorado de la novia y la pajarita negra del novio añaden toques complementarios realmente exclusivos.

La ciudad esmeralda
Si una boda es sinónimo de un nuevo inicio, ¿por qué no usar el verde como un color simbólico? Este vestido verde esmeralda de Katrina Tuttle Bridal combina perfectamente con el corsaje púrpura del traje negro del novio y juntos, crean un look híper sofisticado. Con la nueva tendencia de los anillos de compromiso de color verde esmeralda, el vestido de ese mismo color puede crear un look completo de pura esperanza.

Lunares y tartán
Son tan chocantes que combinan y todo. El look retro de esta pareja es de fácil recreación gracias a las tiendas de segunda mano o a tejidos cargados de sentimentalidad diseñados a medida para crear una boda personalizada. La clave para que el vestido y el traje combinen está en que los colores se solapen. Es decir, que el vestido de tono melocotón de la novia tenga la misma vivacidad que el moño y el pañuelo del pecho del novio, que también harán juego con el traje verde azulado.

Champán
Para aquellos que no quieran desviarse demasiado del blanco tradicional, no se pierdan el estilo del álbum de boda de Nicolette Mason. Su vestido personalizado de tonos champán diseñado por Christian Siriano, todo un héroe de la moda de novias, nos demuestra que la imitación es la mejor manera de halagar la belleza de la protagonista del día. En combinación con un traje clásico y una corbata que sutilmente complementa el vestido de la novia, la indumentaria de la pareja ofrece un look atemporal de gran elegancia.

Algo azul
Cortado como un vestido tradicional de novia pero en color azul pálido, este vestido casi de cuento de hadas, ofrece una imagen ligeramente menos dramática pero a su vez tiñe de color una boda que será memorable. El tono sutil combina con una amplia diversidad de complementos, especialmente aquellos de colores a juego como pueden ser el corbatín gris del novio.

Naranja arquitectónico
Si te casas en un lugar con una arquitectura eminente o un elemento emblemático que te gustaría destacar, valora la posibilidad de llevar un vestido de tonos parecidos. Este vestido de color naranja quemado de Leanne Marshall complementa las casas del paisaje que aparece de fondo de esta boda, además de también demostrar que los vestidos diseñados para galas pueden transformarse en vestidos de novia si van acompañados del ramo de flores adecuado. El traje oscuro del novio combina perfectamente con el vestido, sus botas y sombrero marrón le dan un toque más informal y la camisa a cuadros azul marino y verde bajo el blazer halaga el vestido naranja para juntos, generar el look otoñal perfecto.

"Art take time – Monet grew his gardens before he painted them." | Atticus

A post shared by cassie rosch (@cassierosch) on

Escrito por Melissa Kravitz


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados