Ediciones
Desplaza

No cabe duda de que, en cuestión de moda, todas aquellas locas tendencias que marcaron los años 90, están regresando al panorama actual. Y las riñoneras, no podían ser la excepción. El popular complemento de esa época -que despierta amores y odios- hace un regreso triunfal de la manera más chic para apoderarse de tu armario, gracias a propuestas con nuevos estilismos y tejidos que le agregan sofisticación.

Y es que sobre la riñonera recaen ciertos clichés que la relegaron al papel del típico bolso feo de turista en la playa o haciendo fila en un museo. Sin embargo, desde hace algunos años y de manera un poco tímida, diversas firmas como Chanel, Gucci y Louis Vuitton, se han encargado de ponerla nuevamente en el radar de la moda, hasta el punto de convertirla en uno de los accesorios estrella de esta temporada.

No te resistas más, te decimos cómo usar este cómodo bolso en tu día a día, logrando looks muy urbanos y glamorosos.

Practicidad y funcionalidad

Sabemos de antemano que un buen accesorio tiene el poder de transformar cualquier atuendo cotidiano en algo fabuloso. En el caso de las riñoneras, éstas se han modernizado para satisfacer el gusto hasta de la fashionista más exigente. Lo que no se puede negar, es que tal vez, el mayor beneficio de este complemento es su practicidad al permitirnos llevar nuestros objetos personales y al mismo tiempo disfrutar de la libertad de movimiento al dejar nuestras manos libres. 100% comodidad y diseños unisex para todos los gustos.

Conocidas también como ‘belt bags’, ‘fanny packs’ o ‘belly bags’, las riñoneras tienen su origen en los años 70 como un accesorio de los equipos de esquí donde guardaban sus equipos de primeros auxilios. A la moda llegaría años más tarde de la mano de la diseñadora Diane Von Furstenberg y la firma Chanel, quienes crean su propia versión del popular bolsito. A la moda urbana llega a finales de los años 80, en tonos básicos y colores flúor y tejidos como el neopreno y el nylon, consolidándose como un básico de la incipiente moda deportiva o de inspiración athleisure que caracterizó a los años 90.

¿Cómo me la pongo?

Aunque este accesorio fuera otrora un epítome de los looks más desenfadados y deportivos, lo cierto es que se ha actualizado para imprimirle cierto lujo y sofisticación a cualquier look. SÍ, las riñoneras son el NUEVO bolso formal.

Hoy, este accesorio pierde su estética deportiva para transformarse en versiones más elegantes, con forma de mini bolsos enganchados a un cinturón, con texturas acolchadas o siendo la versión ‘mini’ de los bolsos de lujo más famosos. ¿Estás preparado para decirle hasta luego, a tu bolso de siempre?

Tonos neutros, para principiantes 
Si lo que quieres es perderle el miedo a usar una riñonera, la mejor opción es comprar una en tonos neutros como el negro, blanco o beige. Verás cómo será más fácil de combinarla con el resto de prendas de tu look y sin mucho esfuerzo. [Fotos: Bershka, Asos, Nordstrom, Net-A-Porter]

Alrededor de tu cintura o cadera
Colócala a la altura de tus caderas o si quieres, puedes ceñirla un poco más arriba a tu cintura. Puedes centrarla o llevarla ligeramente hacia uno de los lados para un toque más chic. Sabemos que la forma general de llevar la riñonera es alrededor de las caderas o cintura. Sin embargo, los espíritus más rebeldes han optado por llevarla también cruzada hacia el frente sobre suéteres o chaquetas. Entre gustos no hay disgustos, ¿no?
[Fotos: Nordstrom, Asos, Mango, Net-A-Porter]

Encima de tus jeans
No hay duda que un buen par de jeans son el complemento ideal para casi cualquier tipo de accesorio. En el caso de las riñoneras, puedes probar a usarlas justo sobre tus jeans, emulando un cinturón. Una forma práctica y sencilla de llevar esta tendencia. [Fotos: Nordstrom, Asos, Stradivarius, Topshop]

Con faldas y vestidos
Si creías que este accesorio solo se podría combinar con pantalones o jeans, estás equivocada. Date una vuelta por Pinterest e Instagram y mira cómo las influencers de moda mezclan majestuosamente riñoneras con preciosos vestidos ligeros y faldas midi, en diversos estampados como los florales o de animales.
[Fotos: Zalando, Net-A-Porter, Net-A-Porter, Asos]

Hablando de estampados…
¿Te encanta jugar con la moda y divertirte creando nuevos estilismos? Entonces lo tuyo será las opciones de riñoneras estampadas con los prints del momento: cuadros y animal print. Tendrás un accesorio que no pasará desapercibido, por lo que te recomendamos combinarlo con prendas en colores más neutros.
[Fotos: Net-A-Porter, Topshop, Stradivarius, Zara]

Colores vivos
Si quieres atreverte y salir del clásico negro, encontrarás en el mercado múltiples estilos en colores como el rosa, rojo, verde, azul turquesa, amarillo, agua marina, y muchos otros, que le darán ese toque juvenil y alegre a cualquier look casual. [Fotos: Bershka, Nordstrom, Nordstrom, Stradivarius]

El complemento de trajes y chaquetas
No solamente puedes usar este accesorio en estilismos completamente informales o casuales, la versatilidad de este complemento hace que puedas incluso llevarlo con trajes para una reunión de la oficina o chaquetas, quitando el exceso de formalidad. Eso sí, debes ser muy cuidadosa del tipo de riñonera, para que combine con el traje. Úsala muy ceñida a modo de cinturón.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados