Ediciones
Desplaza

Enamorada de los estampados y colores desde joven, la diseñadora y artista de grabados Annika Reed creó su propia compañía de papel de colgadura Annika Reed Studio después del nacimiento de su hija. Porque ese fue justo el momento en el que se dio cuenta de que si deseaba decorar la habitación de su bebé con un papel que fuera divertido, pero a la vez también refinado, pintoresco y elegante, tendría que diseñarlo ella misma. Hoy nos habla de colores atrevidos, inspiración y la idea de que a veces ‘más es más’.

Amex Essentials: ¿cómo acabaste diseñando y creando papel de colgadura?

Annika Read: Mi historia de amor con los estampados y los colores empezó siendo yo tan solo una niña. Estaba constantemente rodeada de libros de estampados, ya que mi padre es tapizador de profesión. Después del colegio me sentaba en su taller y admiraba sus nuevas creaciones y transformaba objetos que acababan convertidos en muebles de diseño exquisito.  Solía tomar muestras antiguas de tejido y hacer hogares para mis juguetes; recortaba los tejidos y los usaba de alfombras y papel de pared dentro de una caja de cartón. Después estudié la carrera universitaria de impresión artística, realice un máster, y me especialicé en grabados en madera. Gané muchos premios gracias a la calidad de mis grabados y trabajé junto a auténticos maestros artesanos en China y Portugal.

En 2018 quedé embarazada y decidí decorar la habitación de mi hija con papel de colgadura expresamente diseñado para llenar la cabecita de mi bebé de imágenes que pudiera recordar durante el resto de su vida. No había nada en el mercado que fuera lo suficientemente divertido, y a la vez sofisticado, pintoresco y no excesivamente infantil. Estaba claro que el papel que yo me había imaginado no estaba en el mercado, lo cual llevó al nacimiento de Annika Reed Studio.

¿Qué procesos y técnicas utilizas para crear tu papel de colgadura?

Todos los diseños nacen dibujando. ¡Me encanta dibujar! Planifico las repeticiones utilizando un trozo de papel de calcar, y redibujo varias veces el mismo diseño hasta que encuentro el ritmo y la repetición. No uso nunca una computadora en el proceso de diseño. Sí, lo sé, me ahorraría tiempo, pero para mí elimina el elemento más visceral del trabajo: la creación. Lo digitaliza todo demasiado y al final pierdes de vista la mano, que para mí es muy importante.

Una vez que he creado con éxito un diseño, lo copio en un trozo de madera. A continuación, uso cinceles, un dremel y herramientas de corte para madera para recortar el diseño. Los grabados en madera tradicionales se crean a partir de bloques separados, cada uno de ellos creado en un color. Yo trabajo con grabados de madera de reducción y todos los colores se estampan a partir de un bloque. Cada color sucesivo, como la superficie original del bloque, se recorta y se reduce. La tinta se extiende en la madera y entonces uso la prensa de impresión del estudio de mi casa para crear las impresiones.

Este proceso se repite dependiendo de cuántos colores tiene el diseño en cuestión. Cada uno de esos colores se imprime sobre una capa anterior; algunos diseños solo necesitan un color, mientras que otros necesitan varios. Dado que el proceso de reducción solo usa un trozo de madera, no es posible volver a reimprimir la primera capa, por lo que el elemento de la ‘suerte’ juega un papel decisivo. La tinta siempre imprime sobre tinta, y una vez que se ha recortado un área ya no es posible añadirle más color. Esa es la magia de la impresión artística, que para saber si la impresión se ha realizado correctamente hay que esperar siempre al final del proceso.

¿De dónde sacas toda esa inspiración artística?

Me fascinan las observaciones absurdas de la vida cotidiana, retazos de conversaciones telefónicas que oyes en el metro, objetos antiguos curiosos, cuentos, elementos folclóricos, de la naturaleza, de películas, comida, televisión… ¡Encuentro inspiración en todas partes! Cada diseño esconde una historia tras de sí.

Todos los diseños empiezan como un dibujo. Me encanta dibujar. Planeo la repetición usando una hoja de papel para calcar, y vuelvo a dibujar el diseño varias veces hasta que encuentro el ritmo y la repetición. Nunca utilizo un ordenador en el proceso de diseño. Sí, puede ahorrar tiempo, pero para mí elimina el elemento visceral del trabajo. Se vuelve demasiado digital, y pierdes de vista el trabajo manual que es tan importante para mí.

¿A qué otros diseñadores admiras?

Admiro a interioristas como Kit Kemp, Dorothy Draper, Madeleine Castaing y Martin Brudnizki. Me encanta el papel de pared de Voysey, William Morris y los estampados Art Nouveau. Mis artistas favoritos son Basquiat, Matisse, Frank Auerbach y Louise Bourgeois. Admiro a tantos diseñadores diferentes que podría ir diciendo nombres y no acabaría nunca.

¿Qué crees que hace que un diseño de papel de colgadura funcione?

Esa es una muy buena pregunta, ya que ni yo sé realmente la respuesta. Me cuesta mucho detenerme y decir que algo está acabado; es como un cuadro. Con el papel de colgadura, importa tanto el estampado como el espacio entre estampados. Se trata de encontrar un ritmo y un equilibrio.

¿Cuál sería el primer consejo que le darías a la gente que se dispone a comprar un papel de colgadura?

Que comprueben la calidad del papel y se aseguren de que los números de lote sean los mismos. Y también… que si les gusta algo, que lo escojan y expresen su personalidad en sus propios hogares.

¿Cuál es el malentendido más habitual entre la gente acerca del papel de pared?

El papel de pared y el pegamento han cambiado mucho desde los años 60. Ahora el papel puede colocarse y sacarse con mayor facilidad que antes. También puedes comprar un barniz para poner sobre el papel de colgadura que se seca y es transparente para, de este modo, proteger mejor el papel contra las huellas de los dedos.

En tu opinión, ¿cuál es la mayor ventaja que tiene el papel de colgadura sobre la pintura?

El papel de colgadura añade una textura y una profundidad más sutil, además de tener un impacto más visual e interesante que la pintura. El papel es también muy resistente, y por lo tanto durará más que la pintura. Si usas un revestimiento de papel antes de colocar el papel de colgadura, eso ocultará las imperfecciones de la pared en sí. Pero hay más importante todavía: ¡que los estampados son mucho más divertidos!

Los diseñadores de interiores podrían asustarse un poco con diseños de papeles bonitos pero atrevidos como los tuyos, ya que podrían pensar que abrumarían la habitación. ¿Cuáles serían tus consejos para mantener la armonía con el resto de la decoración?

Por muy atrevidos que sean, los estampados deberían mantener siempre un equilibrio. Encontrar un equilibrio entre el estampado y la textura es clave a la hora de crear una habitación armónica, así que siempre es importante considerar la posibilidad de agregar texturas a una sala además de un estampado. Una manera de usar el papel de colgadura es estipular la paleta de colores para la totalidad del proyecto. Todo lo presente, desde el papel de pared a las cortinas, las alfombras, las mantas, etc. comparte un mismo color, para de este modo formar una imagen coherente.

Asimismo, ten en cuenta el diseño y el tamaño del estampado que usas como herramienta para elaborar trucos visuales en tu hogar, destacando o minimizando una característica, o sutilmente creando un paisaje de fondo. ¡Existen estampados para todos los gustos!

¿Cuál va a ser la gran tendencia en el diseño de papel de colgadura este 2020?

Están de moda los estampados florales, y han venido para quedarse. También creo que cada vez más la gente está teniendo más confianza en el papel de colgadura, y eso nos lleva a poder ver estampados cada vez más atrevidos. ¡También se está empezando a mirar al techo y a empapelar la quinta pared!

 ¿Cuál han sido el diseño que más te ha gustado últimamente, y cuál ha sido el que menos?

Me encanta la tendencia de pintar puertas y techos. Actualmente estoy redecorando mi habitación y he colgado el estampado de charloteo del chovo piquirrojo en Deco Blue. Estoy en proceso de pintar las puertas interiores en color azul oscuro a juego.

Jamás he sido una gran fan del minimalismo. Tengo demasiados objetos, cachivaches y cosas como para vivir de esa manera. ‘Más es más, y menos es aburrido’, como diría Iris Apfel.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados