Ediciones
Desplaza

En 2012, cuando su podcast 99% Invisible estuvo a punto de verse cancelado después de dos temporadas, el productor de radio Roman Mars se lo llevó a Kickstarter, donde acabó rompiendo el récord como el proyecto con más financiación de la plataforma en el campo del periodismo.

Hoy, con 250 millones de descargas, el espectáculo es uno de los podcasts más populares en iTunes, hasta el punto de llegar a ganar un premio Webby en 2016 como Mejor Podcast. Mars también co-fundó Radiotopia en 2014, una red que ahora es responsable de 20 podcasts que han obtenido más de 19 millones de descargas mensuales.

Existen fascinantes razones por las cuales (la mayoría de) los objetos que nos rodean están diseñados de la manera en la que lo están, y descubrirlas nos proporciona interesantes conocimientos sobre cómo nosotros y nuestra sociedad nos comportamos. En “Palm Reading”, por ejemplo, Mars y su equipo exploran la posición que las palmeras ocupan en nuestra imaginación colectiva como “signo de lujo y ocio”, lo cual en buena medida ya determina sus considerables precios de venta.

El diseño ejerce un poderoso control sobre nuestras vidas, un control que muy pocas veces descubrimos, si es que alguna vez lo hacemos. Por suerte, Mars continúa contando historias de la «actividad 99% invisible que da forma a nuestro mundo”.

Hemos charlado con él para que nos ayude a entender la fascinante manera en qué ve el mundo.

¿Cómo se te ocurrieron a ti y a tu equipo las ideas para 99% Invisible?
Roman Mars: El episodio 99% Invisible perfecto es aquel que cuenta una buena historia sobre algo que existe en el mundo y los problemas que soluciona, pero al mismo tiempo ayuda al oyente, una vez lo han oído, a descodificar el mundo de una nueva manera y a entender el pensamiento que yace tras esa cosa. Ese es el tipo de historias que nos encantan, las que te abren los ojos al mundo en todo tipo de maneras, grandes y pequeñas.

¿Cuál es el mayor descubrimiento que has hecho en estos 8 años de 99% Invisible?
Debo admitir que no soy una persona optimista. No sé si me hicieron para maravillarme ante las cosas que yo mismo he mostrado en el programa. Lo que he descubierto a lo largo de este proceso de ir creando historias es que hay una gran cantidad de personas inteligentes, listas e intelectualmente honestas intentando solucionar problemas que no sabía que existían.

La gente piensa en el diseño como la forma en que algo se ve, y realmente queremos pensar en el diseño como la forma en que algo funciona y resuelve problemas, como una representación de las opciones sobre quiénes somos.” – Roman Mars

Cuando miras un diseño invisible, que es el buen diseño, te das cuenta de que el buen diseño tiende a ser invisible, mientras que el mal diseño se hace notar, y entonces entiendes que hay gente a la que le importamos. A veces lo hacen por razones comerciales, y otras veces lo hacen de  una forma altruista. Aun así, tras las cosas que nos rodean yacen ocultas grandes dosis de ingenio, lo que yo encuentro reconfortantes.

Eso es lo que ha despertado en mí el haber hecho este programa. El mundo me tiene más maravillado. De verdad. Debo admitir que, cuando empecé, se trataba de un programa ambicioso y yo mismo quería ser el tipo de persona que nota cosas, se preocupa por ellas y las examina. He vivido mi vida guiado por esa idea, pero también he vivido buena parte de mi vida en la ignorancia. Creo que al final, más o menos, me he acabado convirtiendo en la persona que deseaba ser.

El mal diseño es una inconveniencia o, en el mejor de los casos, una oportunidad perdida. ¿Nos podrías dar un buen ejemplo de un mal diseño y sus consecuencias?
Hay de todo, desde las cosas más pequeñas a las más grandes. Respecto a las cosas pequeñas, puedes vivir en tu casa durante 20 años y no saber nunca qué interruptor va conectado a qué luz o toma de corriente, o qué dial va conectado a que quemador en la cocina. Estas son el tipo de cosas pequeñas y extrañas que parece que aceptemos como culpa nuestra por no recordarlas, cuando en el fondo son problemas de diseño.

Por otro lado existen problemas más importantes y que a veces abordamos (en el programa). Cómo, en el campo de la política, el gobierno de los EE. UU. rediseña los distritos electorales y de qué manera pervierten la democracia en elecciones en las que el ganador de las elecciones lo gana todo. Aquí tenemos un sistema de gobierno que pertenece a dos partidos de una manera que no refleja el sentimiento del electorado. Eso es un problema de diseño. Si pensamos en estos grandes e importantes ámbitos de nuestra vida como problemas de diseño, podemos solucionarlos.

En 99% Invisible, y en general en muchos de los podcasts de Radiotopia, pareces centrarte en por qué las cosas son lo que son. ¿Crees que el interés general en profundizar en las razones que se esconden tras las cosas va en aumento?
Yo diría que sí. En el caso del diseño, creo que ser consciente del diseño de las cosas que nos rodean está llegando a récords históricos. La gente debate sobre las fuentes de la letra de los posters de películas, y los detalles del diseño, y no tengo la sensación de que todo esto les importara tanto antes. Hay algo encantador y acuciante al mismo tiempo en el hecho de conocer la historia que se esconde detrás de algo. Creo que descubrir las historias que se esconden tras las cosas cotidianas maravilla a la gente, y (99% Invisible) funciona en ese espacio.

 No sé qué es, pero parece ser un deseo que nos lleva a la raíz de las cosas y a explicarlas de maneras interesantes e inteligentes. Me complace que así sea; así es cómo mi mente siempre ha funcionado.

 A su vez, la manera de interactuar con un podcast crea también historias más persuasivas sobre el mundo. Por alguna razón, existe una auténtica preferencia por los programas radiofónicos de «no ficción», mientras que los programas visuales se decantan por la «ficción». Yo hago el único tipo de comunicación que me permite garantizar que estarás haciendo otra cosa mientras escuchas.

En una reciente entrevista dijiste que la radio es tu medio de comunicación preferido. ¿Recuerdas algún ejemplo en 99% Invisible en el que deseaste poder mostrar alguna imagen?
¡Claro que sí! Usaríamos más diseños gráficos si pudiéramos encontrar la manera de explicarlos o si fueran más universales. Podríamos hablar sobre los gráficos de ciertas cosas si tuviéramos la seguridad de que nuestra audiencia sabe de lo que hablamos.

Lo que me gusta de utilizar el diseño, concretamente, en la radio es que lo desnudamos de la estética. La gente piensa en el diseño como si fuera lo que las cosas parecen, mientras que en lo que nosotros realmente deseamos pensar es la manera en que algo funciona y soluciona problemas, como representación de elecciones sobre quién somos. Sin los materiales visuales, entras en el corazón de eso mucho más rápidamente, porque la gente siempre es parcial sobre lo que no se ajusta a su estilo.

Una de las razones por las cuales el programa se llama 99% Invisible es que pienso en el objeto físico en sí como si fuera un 1% visible, la fracción más pequeña de lo que la cosa realmente es en sí misma. Es el 99% invisible de la cosa que me interesa. Es la historia completa de lo que la cosa es en sí, y si podemos explicarlo, entonces el componente visual, el 1%, deja de ser tan importante para la gente. Este es el tipo de historias que deseo contar.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados