Ediciones
Desplaza

Hay cocineros, chefs, y después está Dominique Crenn, una expatriada francesa que durante décadas ha hecho de San Francisco (California) su nuevo hogar y a la que se suele describir como un puro tour de force. Sus restaurantes, el Atelier Crenn y el colindante Bar Crenn, son sitios destacados de esta vibrante ciudad de la Costa Oeste que se ha hecho famosa por su excepcional cultura culinaria. En 2018, el Atelier Crenn recibió 3 estrellas Michelin, lo que catapultó a esta apasionada humanitaria y chef de nivel casi de estrella del rock a la élite, especialmente si tenemos en cuenta que en el mundo solo hay 5 chefs mujeres que hayan sido galardonadas con tantas estrellas en un solo establecimiento.

Nunca dormida en los laureles, Crenn canaliza sin cesar su prestigioso perfil como chef hacia un bien superior, colaborando con, y abogando por, programas de alimentación que beneficien a los colegios de la zona de Bahía así como al resto de la población sin techo de todo San Francisco, además de también participar en iniciativas sostenibles como la de Zero Foodprint, la cual tiene como finalidad reducir la huella de carbono de los restaurantes a nivel global.

Nos hemos sentado a charlar con la Chef Crenn durante la celebración del Cayman Cookout de este año, es decir, el festival culinario de las Islas Caimán que fundó Eric Ripert y que en 2020 llegará a su XII edición.

 

Amex Essentials: San Francisco es una ciudad famosa por su gastronomía y su cultura culinaria. ¿Cuál es tu opinión acerca de las maneras en que San Francisco está marcando la pauta a un nivel global a la hora de elaborar la comida?

Dominique Crenn: Bueno, creo que hay muchas ciudades en el mundo que están marcando la pauta, eso por descontado. Eso no quita, sin embargo, que efectivamente San Francisco haya liderado esa transformación durante mucho, mucho, mucho tiempo. San Francisco fue pionera también en tanto que ha permitido que un chef pueda expresar su personalidad, pero a la vez siendo capaz de comprender su entorno y el medioambiente que lo rodea. Aquí no se hace lo mismo que se hace en otros lugares.

De hecho, ahora estoy investigando en profundidad sobre los nativos americanos y su dieta. En California tenemos muchas plantas que no se usan, pero que los nativos americanos sí que utilizan, ya que para ellos todo tiene un propósito. Para mí es como: «Vale, estoy aquí, tengo todas estas memorias y [trasfondo culinario], pero también deseo saber dónde estoy».

Eso es muy interesante. ¿Estás investigando concretamente las tribus de la región de la Costa Oeste?

Sí, en California hay más de 325 tribus. En ese sentido, hay una gran riqueza. Y creo que tenemos que entender la historia si de verdad deseamos avanzar. También me interesa mucho la cultura nativa americana, ya que creo que yo, aquí, solo soy una invitada. Este es su país, no el mío.

Hablando de las más increíbles ciudades culinarias, ¿tienes otros destinos en el mundo que te gustaría visitar?

Sí. Japón. Pero te digo una cosa: es el país, y no la ciudad [Tokio].

Hay un país sobre el que no se habla mucho (de hecho hay muchos países de los que no se habla mucho), y ese es Vietnam, y es un lugar increíble. Vietnam: la comida, la gente, la cultura,…es maravilloso. Y me gustaría descubrir más África. También creo que Turquía es un país precioso, y que tanto su gente como su gastronomía son increíbles.

Es excesivo… hay países que están tan de moda que me pone de los nervios. Descubramos cosas que no se hayan descubierto. Obviamente, Japón es un país del que todo el mundo sabe. En cambio, nadie habla de África. Nadie habla de Kenya. Nadie habla de otras zonas, como podría ser el este de Irak. Hablemos de estos lugares. Son lugares preciosos.

Fotos: Atelier Crenn © Ed Anderson

Y todos ellos son muy ricos en tradiciones y cultura culinaria.

Vayamos por ese camino, y no por el otro.

¿Tú crees que volverás al Cookout el año que viene?

Eso depende de Eric. Pero tenemos un trato. No es monetario. Yo deseo contribuir y deseo venir. Me encanta lo maja que es la gente, y creo que están haciendo cosas increíbles. …Creo que durante los próximos dos años, la industria alimentaria cambiará mucho.

¿Te refieres a la foto en general o concretamente en las Islas Caimán?

No, no, la foto en general. Todo el mundo debe despertar y abrir los ojos. Ya no se trata de ingredientes únicos. …Ahora va de entender qué podemos hacer con lo que tenemos. Ese es el leitmotiv de los nativos americanos: estamos aquí, pero la naturaleza está aquí. Si tomamos, debemos retribuir, y eso es a lo que debemos volver. Tenemos que trabajar con lo que tenemos, pero sin destruirlo.

Fotos: Cayman Cookout © Rebecca Davison Photography

Y aquí todos compartimos este mismo lugar.

Vivimos en un ecosistema y sí, efectivamente, la humanidad tiene un gran problema. Los estudiantes hacen huelga contra el cambio climático. Estos jóvenes, de 11, 12, 13, 14, 15 años de edad, o incluso de solo 9, se preguntan:«¿Pero adónde nos están llevando?». No importa que sean niños. Son una voz. Y eso es algo a lo que debemos prestar atención. Todo el mundo tiene una voz. ….Todo el mundo tiene una voz, y eso me encanta que sea así; es fantástico.

Son nuestro futuro; ellos serán los que…

Son nuestro futuro, pero nosotros somos los que debemos prepararlo todo, ¿sabes? Debemos ayudarles. Ha llegado el momento. No podemos continuar siendo cómplices con la situación. Tenemos que decir: «Debemos hacer algo».


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados