Ediciones
Desplaza

De su casa en la isla caribeña de Santa Lucía a las potentes cocinas de Nueva York, ha llegado a convertirse en la famosa Top Chef  de la televisión y, ahora también, de sus propios restaurantes en Nueva Orleáns. Nina Compton ha llegado lejos en su carrera.

La historia de amor de Compton con la comida empezó en la cocina caribeña de su abuela, donde se inició en el arte culinario que la ha llevado a lo más alto en algunos de los más prestigiosos restaurantes de la Costa Este de los EE. UU., además de también ganarse la admiración de América como una de sus Top Chef favoritas de la televisión. No obstante, no fue hasta que abrió su primer restaurante en Nueva Orleáns, Compère Lapin, en 2015, que empezó a quedar claro el nivel con el que brillaría esta auténtica estrella.

Tres años y un premio James Beard más tarde, Nina administra ahora dos restaurantes en el Big Easy, después de haber abierto su Bywater American Bistro en la primavera de 2018. Mientras que el Compère Lapin tiene como finalidad destacar las raíces de Compton, a través de vibrantes aromas caribeños que incorporan influencias de la cocina francesa e italiana, el Bywater American Bistro es el lugar donde Nina nos muestra su interpretación de la cocina americana contemporánea a través de ingredientes de temporada.

Mi comida me conecta con Santa Lucía, donde crecí rodeada de mi familia. Cocinar se trata de usar ingredientes frescos y locales con sabores atrevidos” – Nina Compton

¿A dónde llevará Compton su talento ahora? Pues parece que a Nueva Zelanda, aunque solo durante un corto tiempo. La chef de Nueva Orleáns aparecerá en el Mes gastronómico de Auckland este agosto, donde mostrará los atrevidos aromas de Louisiana y el Caribe y dará sus consejos. Antes de su último viaje hemos charlado con ella de influencias, éxitos y peces voladores.

Has vivido, estudiado y cocinado en una amplia variedad de lugares diferentes, desde Jamaica a Inglaterra, Nueva York, Miami y, por supuesto, Nueva Orleáns. ¿Qué dirías que has aprendido de cada uno de estos lugares?
Cada uno de estos lugares tiene su propia identidad con respecto a la cocina. Nueva York es una fusión de cocinas de todo el mundo, Miami tiene una gran influencia latina y Nueva Orleáns es muy rica cultural e históricamente hablando. Siempre intento escoger nuevos aromas e ingredientes, y al final todos ellos acaban influyendo en mi cocina.

Eres muy conocida por tu cocina caribeña, la cual te ha impulsado a ganar varios premios, especialmente desde la cocina del Compère Lapin. ¿Qué es lo que más te inspira de la cocina caribeña?
La cocina caribeña me recuerda a mi casa. Mi comida me conecta con Santa Lucía, el lugar donde crecí rodeada de mi familia. Su esencia es cocinar con ingredientes frescos locales, llenos de aromas y sabores atrevidos. Para mí, la comida caribeña es reunirse en familia para disfrutar de unos platos deliciosos.

¿En qué medida tu pasado influye en tu presente cuando hablamos de cocina?
Mi abuela era la auténtica cocinera de la familia y estábamos muy unidas. Me dejaba ayudar en la cocina cuando me hice un poquito más mayor y, juntas, cocinábamos pescado y papas fritas, o pez volador con salsa de perejil y frutas rojas, un plato muy brillante y refrescante que me recuerda a cocinar con mi abuela cuando vivíamos en Santa Lucía. Allí teníamos acceso a grandes cantidades de mariscos frescos, que es uno de mis ingredientes favoritos para cocinar.

¿Sin qué ingrediente no podrías trabajar?
La maravillosa sal marina. Ya sé que es un ingrediente obvio, pero es el que intensifica el resto de ingredientes y el sabor del pescado. Creo que los chefs más jóvenes suelen olvidar la importancia de un buen aderezo y probar su propia comida.

De un premio James Beard, a la televisión y el honor de ser la “Mejor Nueva Chef”, y eso sin mencionar dos restaurantes de prestigio; ¡estos últimos años han estado plagados de éxitos! ¿Cómo haces para seguir teniendo los pies en la tierra?
Me siento muy honrada con todos estos premios de estos dos últimos años. Aunque el reconocimiento de los demás es una sensación realmente maravillosa, yo continúo haciendo lo que me gusta, que es cocinar y hacer feliz a la gente con mi comida. No hay mejor sensación que hacer lo que te hace feliz, y como resultado de ello, hacer también felices a los demás. Si alguna vez necesito desconectar, a mi esposo Larry y a mí nos encanta viajar, descubrir lugares nuevos y relajarnos degustando comida deliciosa.

Cuando visitas un nuevo lugar, ¿qué es lo primero que te gusta hacer?
Explorar la ciudad, tomar una copa de vino y comer, claro.

Pronto viajarás a Nueva Zelanda para aparecer durante el Mes gastronómico de Auckland. ¿Qué es lo que más ganas tienes de ver y hacer cuando llegues?
No he estado nunca en Nueza Zelanda, así que estoy muy emocionada de poder visitar un país tan bonito. Lo que más ganas tengo de hacer es mostrar las cocinas de Nueva Orleáns y de inspiración caribeña en un lugar donde normalmente no encontrarías este tipo de comida. Lo mejor de todo es que tendré la oportunidad de ver los productos autóctonos de Nueva Zelanda, ¡lo que en sí mismo ya requiere tener que aprender mucho!

Y por último, ¿cuál es el mejor consejo que puedes dar a los ávidos cocineros hogareños para que mejoren sus aptitudes?
Mi consejo es que hay que cocinar con el corazón, y practicar. Tan pronto como pongas amor en lo que cocinas, la técnica y la aptitud llegarán a base de práctica. ¡Los libros de cocina también pueden ser muy útiles!

Intenta cocinar uno de los platos caribeños de firma de Nina Compton: akí con bacalao. Haz clic aquí para acceder a la receta.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados