Ediciones
Desplaza

Estamos viviendo una era en la cual la contaminación es una de las principales problemáticas mundiales, y donde encontrar un estilo de vida más amigable con el medio ambiente es una necesidad.  Y de esto no escapa la industria de la moda, que desafortunadamente es una de las más contaminantes, por eso quienes la amamos tenemos la responsabilidad de seguirla sin dejar una huella de carbono gigantesca en el planeta.

¿Sabías que se necesitan 200 galones de agua para lograr el desgastado de un par de jeans? ¿O que un norteamericano tira 31 kilos de ropa al año? ¿Y qué tal si te dijera que un año de ropa descartada solo en el Reino Unido puede llenar el Estadio de Wembley? Hoy, las marcas y los diseñadores son más conscientes de este impacto sobre el planeta, por eso están trabajando con materiales y fibras orgánicas, así como mejorando sus procesos de producción.

Sin embargo, cuidar nuestro planeta no es solo responsabilidad de las marcas, todos podemos contribuir al cambio y junto con la organización, Fashion Revolution, te mostramos que tener un closet ético y sostenible no es algo de hippies, costoso, o simplemente aburrido porque no estás comprando las últimas tendencias. Es mucho más simple y divertido de lo que imaginas. ¡Bienvenido a la onda ‘green’!

Primer paso: haz una limpieza de armario
¿Te pasa que abres tu armario cada mañana y piensas que no tienes nada que ponerte? No es así. Haz una buena limpieza y elige todo aquello que ya no te pones pero que está en buen estado. Para ti estas prendas son un estorbo, pero otra persona podrá sacarle partido. En este sentido, donar tu ropa a fundaciones u organizaciones caritativas se convierte en la opción ideal para darles una segunda oportunidad y que no terminen en la basura.

Haz una lista de lo que realmente necesitas
Revisar y hacer una limpieza de armario es de gran ayuda para identificar las prendas que realmente te hacen falta para tener un clóset versátil y con el que puedas armar outfits para toda ocasión. Coge papel y lápiz y anota tanto las prendas que tienes como aquello que te hace falta, así serás más asertiva al momento de hacer tus compras. Decántate por aquellas piezas especiales o básicas que funcionan por si solas, y que combinadas con otras prendas de tu armario te ayudarán a armar múltiples estilismos.

Recicla y reutiliza
Antes de deshacerte de tu ropa, piensa en maneras creativas de volver a usarla, recuerda que la moda es cíclica y lo que hoy no es tendencia, en 5 años puede ser la sensación del momento. A veces lo que una prenda necesita es una ligera modificación y/o reparación para lucir más moderna, por eso la tendencia DIY (hazlo tu mismo) será una aliada. Usa tu creatividad e imaginación y juega a la diseñadora de modas que algún día quisiste ser. Con parches, pines, telas y tijeras podrás modernizar y reconstruir esas prendas que ya no usas y lograr algo totalmente innovador.

Compras éticas y sostenibles

Todas las mujeres (y hombres también) sentimos una gran debilidad por las compras, nos encanta. Sin embargo,  antes de comprar ropa que vas a usar solo una vez y luego abandonar en tu armario, piensa bien si realmente la necesitas. Una gran manera de ayudar al medio ambiente mientras compras, es adquiriendo piezas hechas con fibras naturales y biodegradables, o con materiales reciclables como vidrio, plástico o caucho, hay cientos de alternativas  de marcas de moda sostenible como maison-de-mode.com, donde encontrarás miles de productos ‘eco-friendly’. Cabe recordar que hoy no solo importa el material, sino también el cómo y dónde se fabrica la ropa que usamos, por eso ten en cuenta aquellas marcas que tengan importantes programas de responsabilidad social, y donde tu compra representa salarios justos, inversiones en educación, reforestación, y ayuda a comunidades vulnerables.

Intercambia y ahorra
Sin duda, intercambiar es la manera más sencilla de extender la vida de tu ropa y darle un nuevo dueño, así como la tendencia del momento. ¿Conocías acerca del Fashion Swap Party? Se trata de una fiesta donde intercambias ropa con tus amigas. La dinámica es sencilla: las participantes deben llevar una maleta llena de ropa, zapatos y accesorios en buen estado y que ya no usen, y que van a intercambiar con sus amigas. Como cualquier fiesta, puedes amenizar el encuentro con comida, buena música y unas mimosas. Y no tienes que pagar nada, solo disfrutar mientras renuevas tu clóset y te pones al día con tus amigas. ¿Te animas a organizar una fiesta?

Compra vintage y de segunda mano
Las prendas vintage son tesoros del tiempo que son sostenibles por naturaleza. Son una gran opción porque le estás dando un nuevo uso a una prenda que muy seguramente es de excelente calidad, los precios son muy interesantes y además puedes estar segura que serás la única que tendrá ese vestido, camisa o chaqueta. También puedes husmear un poco en el clóset de tu abuela o de tu mamá y tal vez encuentres pañuelos de seda, un lindo vestido o algún abrigo que te guste. No olvides tampoco visitar alguna tienda de segunda mano en tu ciudad.

Elige prendas de alta calidad
¿Te ha pasado que compras una camisa que te encanta y a la segunda lavada tiene un hueco? ¿Es frustrante, verdad? Parte de elegir mejor es que busques prendas y materiales de mejor calidad y mayor durabilidad. Por ejemplo, una de las formas para identificar que una prenda es de buena calidad son las costuras. La calidad no siempre es relativa al precio pero permítete invertir un poco más en las prendas que no pasan de moda o esas que te gustan mucho y que sabes que usarás un largo tiempo.  Te prometo que resulta mucho más barato para la billetera y la conciencia de invertir en una camiseta de buena calidad, en vez de tres que no durarán en buen estado más de tres lavadas.

Lavados y cuidados eco-amigables
Vivimos en un mundo donde lamentablemente nos hemos acostumbrado  a desechar. Pero si estás leyendo esta nota es porque eres consciente que ese modelo ya no está funcionando y quieres hacer algo al respecto. Por eso, lo primero es empezar a valorar y cuidar las prendas que ya tienes. ¿Cómo puedes hacerlo? Intenta reparar esas pequeñas imperfecciones que se dan por el uso, no botes tu ropa solo porque has encontrado un hueco pequeñito en ella. También es importante cuidar tus prendas del polvo y los ácaros, y por supuesto, prefiere el uso de detergentes libres de químicos al momento de lavar tu ropa. Siguiendo estos consejos no solo estarás ayudando al planeta, tu billetera también te lo agradecerá.

Conoce más información en Fashion Revolution.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados