Ediciones
Desplaza

Los días más fríos y oscuros del año ya están aquí, por lo que muchas veces nos dejamos contagiar de este sentimiento y optamos por vestir las típicas prendas oscuras y aburridas para combatir el clima. Una posibilidad interesante para complementar tus outfits de una manera muy chic en esta temporada es usar una capa. Y no nos referimos a que salgas vestida con una capa de súper héroe o como Caperucita roja, sino a esas modernas y sofisticadas versiones que se caracterizan por ser más cortas, cómodas y muy abrigadoras.

Las capas son calentitas, van bien con todo y gracias a sus diseños las puedes combinar fácilmente. Así que deja las excusas atrás, atrévete a sacar tu lado más chic y fashionista este invierno, porque la tendencia de las capas está aquí para quedarse, al menos una temporada más. Te decimos cómo lucirla.

Tips básicos para llevar una capa con estilo

La capa es una prenda básica que aunque parecía que había desaparecido por completo hace mucho tiempo atrás, lo cierto es que los diseñadores modernos han traído de vuelta esta prenda antigua al armario femenino con diseños muy estilizados y acorde a las tendencias de hoy. Las capas se caracterizan por ser una prenda de abrigo que se sujeta al cuello, o simplemente se lleva cargada a lo ancho de los hombros. Esta versión modernizada ha dejado atrás partes como la esclavina (sobre capa en los hombros) y hace uso de telas más comunes como paños o sedas para los interiores, y así darle un toque más minimalista.

Hoy, la capa se impone en la industria en dos grandes estilos: el estilo bohemio o étnico en diseños tipo poncho o ruana, o la versión estilizada de un abrigo sin mangas con inspiración vintage. Sea cual sea tu elección, lo ideal es elegir una capa que no sea muy pesada y que sea muy versátil con el resto de prendas en nuestro armario.

Uno de los aspectos fundamentales a la hora de usar una capa es entender que es una prenda que agrega volumen a la parte superior del cuerpo, por lo tanto, es mejor darle balance a la figura utilizando prendas más ajustadas abajo como pantalones pitillo, leggings, y faldas tipo tubo. Otro tip esencial es que la capa es poderosa y llamativa por sí sola, por eso es mejor dejarla destacar en el outfit general y hacer elecciones más simples en cuanto a los accesorios, por ejemplo, combinarla con bolsos a la mano o tipo clutch. No luzcas exagerada.

Si de alguna manera quieres reducir el efecto de volumen en tu cuerpo, elige capas que sean un poco más ceñidas a la figura, o que en su defecto traigan algún tipo de detalle para enmarcar la cintura. Y si eres una chica bajita, no elijas una capa demasiado grande o pesada, ya que te verás con demasiado peso encima y no lucirás cómoda.

¿Y cómo la combino?

Tanto para ir a un brunch informal como para ir a la oficina, las capas son fáciles de combinar gracias a sus variados diseños, pero todo dependerá del lugar y ocasión para llevarla. Para ocasiones formales lo mejor son las capas de una sola tonalidad, con un estilo sencillo pero chic y algo de estructura. En cambio, para situaciones más casuales o informales, puedes atreverte con diseños estampados, en tonalidades fuertes y detalles con toques más urbanos como las capas tejidas y con flecos.

Jeans y pantalones ajustados
Ya dijimos que la capa de por si genera volumen, entonces no hay mejor combinación posible para esta prenda que un jean o pantalón ajustado tipo pitillo. Y si los pantalones son oscuros o en imitación cuero, tienes una opción ganadora para tus looks diarios. Aunque también cabe decir, que la opción de color del pantalón dependerá de la tonalidad de la capa, así que puedes jugar un poco con el tema del color. Lo dejamos a tu creatividad.

[Imágenes via Zalando: Left, Middle, Right]

Con faldas cortas
Siguiendo con el tema de mantener la proporcionalidad en la figura, y si no quieres renunciar a las faldas aún en los días fríos, una excelente opción es usar faldas y vestidos cortos ajustados. La verdad es que toda esta tendencia de capas, ponchos y bufandas tipo mantas lucen de maravilla con las faldas cortas. El toque de formalidad lo crearás dependiendo del tipo de tela del que esté hecha tu capa y la combinación de los accesorios. Si los días están muy fríos y no estás segura de las faldas, complementa tu outfit con unas medias de cachemir o unas botas mosqueteras, así tus piernas se mantendrán calentitas.

Botas, el calzado infalible
La elección del calzado dependerá de qué tan frío o lluvioso está el día en cuestión, puesto que sabemos que no en todas las ciudades aplican las mismas condiciones climáticas (en algunas ciudades nieva, en otras no, y la sensación térmica no es la misma). En esta situación, nada mejor que un par de botines o botas mosqueteras para hacer frente a la ola de frío con todo el glamour posible, y sabemos que las puedes combinar tanto con falda como con pantalón. Si el día no está tan frío como esperabas, puedes usar tu capa con flats o tenis, dependiendo el estilo de la misma.

[Fotos via Zara: Left, Middle, Right]

Prendas interiores simples
Si vas a usar una capa abierta mantén las prendas interiores simples y a juego con la capa para que ésta destaque en el atuendo. Una blusa blanca clásica, un suéter tejido o una blusa cuello tortuga son una gran apuesta como prendas para usar debajo de tu capa. Elige suéteres en tejidos un poco más gruesos si el día está muy frío. El “combo” suéter cuello tortuga con pantalones oscuros y botas se ve espectacular con una capa sin mangas.

Ojo con los accesorios
Hablamos de que la capa llama la atención por sí misma, ¿verdad? En ese sentido, elige accesorios que complementen y no rivalicen con tu look en  general. Ten cuidado con la elección de sombreros y gorros, ya que puedes pasar de un look chic a verte disfrazada como Clint Eastwood en una película del lejano oeste. En cuanto a bufandas y pashminas, guárdalas, estos accesorios simplemente sobran cuando de llevar una capa se trata. En cuanto a bolsos, olvídate de los bolsos para cargar en los hombros y cámbialos por opciones más ligeras como un clutch.

[Fotos via Asos: Left, Middle, Right]

Explosión de colores
No todas las combinaciones de color deben ser de capas en tonos lisos, neutros y aburridos. En esta temporada los colores vivos como las tendencias neón están en total furor, así que ¿por qué no arriesgarse con un poco de color en tu capa? Estampados tribales, figuras geométricas y los cuadros están a la orden del día. ¿Qué tratar de evitar? Looks totales monocromáticos en negro, ya que el efecto visual puede no ser muy favorecedor y podrías pasar por la reencarnación de Dracula, el Zorro o en el mejor de los casos, Batman.

 


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados