Ediciones
Desplaza

Probablemente recuerdas la popular imagen de Lenny Kravitz hace algunos años usando una bufanda gigante similar a una cobija, y que dio lugar a una avalancha de graciosos memes en Internet. Pues bien, la bufanda extra grande o bufanda tipo manta ha pasado a ser toda una estrella de la moda de Invierno, gracias a que es abrigadora y cómoda. ¿Y es que a quién no le gusta sentirse calentito en estos días lluviosos y de nevadas bajo una manta?

Tal vez puede parecer a simple vista que lucir una bufanda tipo manta es todo un desafío y que son complicadas de combinar en el día a día. Sin embargo, la realidad es que usarlas es más fácil de lo que piensas y que bien estilizado, este acogedor accesorio le dará un toque muy chic a tus looks invernales sin mucho esfuerzo. Si aún no te has decidido a usarla, a continuación te enseñamos las diferentes maneras de enrollarla en tu cuello, y varios tips de estilismo:

Átala a tu cuello como una profesional

Sabemos que puede ser un poco intimidante a primera vista, y que puedes llegarte a preguntarte “¿cómo voy a enfundarme en toda esa cantidad de tela?”. El secreto está en conocer las múltiples formas de atar la bufanda manta a tu cuello y lograr varios estilos. Vamos a ver cada uno de ellos:

Alargada al frente sobre tus hombros: Una de las maneras más fáciles de usar una bufanda manta es doblarla dos veces por la mitad y dejar que cada lado caiga hacia abajo en la parte frontal de tu cuerpo en dos rectángulos pares. Puede parecer un poco simple, pero dependiendo el estampado y los colores, puedes lograr toda una declaración de estilo.

Estilo pañuelo: este tipo de atadura es muy clásico y tal vez, uno de los más usados, es muy fácil de lograr si tu bufanda es cuadrada. Solo tienes que doblarla formando un triángulo, agarrar las esquinas de la bufanda y enroscarlas alrededor de tu cuello, dejando el triángulo en la parte del frente. Puedes dejar las esquinas a lado y lado del pañuelo, o esconderlas debajo.

Bufanda y cinturón: Una manera muy chic de usarla con accesorios es con un cinturón. Solo coloca la bufanda alrededor de tu cuello dejándola caer hacia el frente, y luego ponte el cinturón encima. Una manera innovadora de darle uso a tu bufanda y acentuar tu cintura, aún debajo de toda esa tela.

Bufanda XXL: recoge la bufanda a lo largo lo más que puedas, deja un lado más largo que el otro alrededor de tu cuello y enróscalo. Mete el lado largo por el aro que se forma frente a tu cuello. ¡Listo!

Estilo poncho: si no eres precisamente amante de las chaquetas voluminosas, este estilo es perfecto para ti, además ideal para esos días en los que tienes un poco de prisa. Solo tienes que dejarla caer sobre tus hombros de manera natural (dóblala por la mitad antes, si es lo suficientemente grande), y ¡listo!

Combinaciones que NO fallarán

Si hay algo que tiene la bufanda manta es su facilidad de uso y su sencillez a la hora de darle un “plus” a nuestros outfits y así pasar de un look simple, a uno completamente ‘glam’. Ármate de las prendas básicas adecuadas, buenos accesorios como sombreros y cinturones, y deja que la bufanda sea la protagonista. Este Invierno opta por estampados en cuadros, y colores muy vivos para que sea esta prenda la que destaque entre el conjunto.

Y si de combinaciones se trata, nada mejor que un buen par de jeans y botines para lograr un look impecable. Otra opción ganadora es la de bufanda tipo manta con pantalones y chaquetas en cuero, obtendrás un look con inspiración rockera pero que te hará sobrevivir al crudo invierno, sin perder la fashionista que hay en ti.

[Fotos via BusbeeStyle.com]


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados