Ediciones
Desplaza

Cuando se trata de lucir bien y a la moda, no solo nos referimos en elegir prendas que vayan acorde a tu figura y que sean tendencia, la elección de los colores también es fundamental. Y es que muchas veces la elección del color es pasado por alto a la hora de armar un outfit, algunas veces por miedo a arriesgarnos, otras por el facilismo de vestir con colores neutrales, y otras porque simplemente desconocemos las combinaciones que podemos realizar. ¡Aprende a armonizar tu look con estas fabulosas combinaciones!

Un aspecto básico es empezar a familiarizarnos con el denominado círculo cromático de colores, y aunque no entraremos en detalles, diferenciar entre colores neutrales, fríos y cálidos, será de gran ayuda. Los colores neutrales son aquellos a “prueba de todo” y que combinan con cualquier cosa (negro, gris beige y blanco).  En cuanto a los colores fríos, estos tienen matices azules y reflejan calma (azul, violeta) por lo que conviene usarlos con accesorios plateados. Por su parte, los colores cálidos evocan el sol y el calor (rojo, amarillo), por lo que van muy bien con accesorios dorados.

Colores monocromáticos

Un infalible a la hora de buscar un atuendo sofisticado y sencillo. Aquí de lo que se trata es de armar un atuendo compuesto por prendas en tonos de un solo color base. Y no solo nos referimos a los trillados looks de negro, blanco o gris; puedes armar una combinación espectacular de pies a cabeza en otros tonos como el borgoña, azul o coral.

View this post on Instagram

#RiseAndShine ☀️?

A post shared by Genevieve Nnaji (@genevievennaji) on

Colores complementarios

Según la teoría, estos colores se ubican en los lados opuestos en el círculo cromático. Son tonos llenos de contraste y energía, especialmente si se combinan los tonos saturados, por lo que si te parece demasiado llamativo, te proponemos optar por los tonos apagados del mismo color. El azul y naranja son el ejemplo perfecto, un vestido azul y accesorios naranjas sería una mezcla ganadora.

Colores análogos

Se trata de combinar 3 o más colores que estén uno al lado del otro en el círculo cromático, por lo general hay un color dominante y los otros solo lo acentúan. Son combinaciones fiables y fáciles de hacer, que te harán lucir juvenil, alegre y sofisticada a la vez. Un ejemplo de esta combinación sería: azul, azul- verdoso y verde. ¡Muy chic!

Color triádico

Como su nombre lo indica, consiste en combinar 3 colores equidistantes alrededor de la rueda de color (como si dibujaras un triángulo en el centro). Esta combinación también genera un gran contraste y es lo suficientemente vivaz sin dejar de ser armoniosa si la sabes llevar. Un outfit que tenga los colores amarillo, azul y rojo; o por otra parte, el naranja, verde y morado son un ejemplo de esta mezcla.

Colores semi complementarios

Este esquema es una variación de la combinación de colores complementarios. Simplemente elige un color del círculo cromático, y miras cuál es el color complementario, luego tomas los dos colores que estén al lado de éste, y ¡voilá! Es una manera atrevida de mezclar varios colores, pero si sabes hacerlo amarás el resultado. Una muestra de ello sería combinar prendas que tengan estos colores: amarillo, rojo violeta y azul violeta.

Blanco y Negro: colores universales

Como expliqué anteriormente, el blanco y el negro son dos tonos clásicos que pertenecen a los colores neutrales, o sea van bien con todo. El negro es perfecto para combinar con tonos muy vivos como el rojo, naranja, amarillo, amarillo verdoso y lila, logrando lucir un atuendo sofisticado y recatado. Por su parte, el blanco se complementa muy bien con el azul, rojo, ciruela y el negro.

Burdeos, un toque de vino para tu look

Un brochazo de color sobre una base neutra siempre funcionará, y en este caso “manchar de vino” tu outfit será favorecedor. Este tono de rojo (también llamado granate o burgundy) que asemeja a esta deliciosa bebida y que fue el rey indiscutible del street style en pasadas temporadas, va perfecto con colores como el gris, blanco, camel o beige.  ¿Qué tal una blusa burdeos con  unos jeans azul hielo? ¡Imperdible!

Rosa: femenino y delicado

Este color es uno de los más usados en cada temporada, especialmente por las mujeres, y aunque es precioso, sino se sabe usar puede darte una imagen aniñada. Un color que siempre se verá bien con todas las gamas del rosado es el gris, además es una combinación ideal para mujeres de cabello rubio. En las horas del día, este color es perfecto para combinar con otros colores que hagan parte de la gama de los pasteles, ya que combinan muy bien entre sí. Una mezcla más arriesgada (pero muy chic) es combinar el rosa con el rojo, ¡llamarás toda la atención! También puedes mezclarlo muy bien con el burdeos y el negro, con los que le darás un toque más maduro y profesional a tu estilo.

Naranja: energía y personalidad

Uno de los colores estrella de esta temporada Otoño/ Invierno 2018-19 y que pudimos ver en las propuestas de varios diseñadores es el naranja, para algunos un color muy arriesgado, pero que si se sabe usar, te puede hacer destacar entre el montón, especialmente si eres morena y de pelo castaño. Además de la obvia combinación con el negro y blanco, que le darán armonía y equilibrio al look, este tono es perfecto para mezclar con el azul, azul cielo, y violeta. Atrévete a usar una prenda en este tono, ¡no te arrepentirás!

Amarillo: ¡el nuevo negro!

Aunque el refrán dice que “el que de amarillo se viste, a su belleza se atiene”, lo cierto que este color es el rey para este otoño. Sabemos que tal vez no te llame mucho la atención lucir como un tierno pollito, pero es un color que se merece una oportunidad en tu armario. La clave está en usarlo solo en pequeñas dosis o como color destacado de tu look. Además, si te agrada vestirte por capas, el amarillo es un buen acompañante para resaltar los demás colores que lleves. Va muy bien con el blanco, negro y gris, pero sobretodo, se complementa con colores fríos como el azul.

Verde: versátil como el camaleón

¿Te gusta el color verde pero quieres encontrar más combinaciones? Sigue leyendo. El verde en sus distintos tonos, es uno de los colores más versátiles y perfectos para cualquier ocasión. Por ejemplo, los tonos más oscuros como el verde pino o verde esmeralda son perfectos para atuendos más elegantes. Sin embargo, los tonos más claros como el verde menta, son idóneos para looks de día o más informales. Puedes jugar a combinarlo con el amarillo mostaza, amarillo verdoso, con el azul (su color complementario), violeta y rojo anaranjado. Para un look de noche combínalo con negro, beige y accesorios plateados. ¡Brillarás como una joya!

Azul: un esencial en nuestro armario

El azul es un color muy utilizado tanto en verano, en tonos claros, como en invierno, en tonos más oscuros, y con una amplia gama de posibilidades para mezclar con prendas de otros colores, por lo que es uno de los colores que SÍ o SÍ debe estar en nuestro armario. Es uno de los colores fríos, junto con el negro y el gris, que mejor combina con otros colores. Combina muy bien con el blanco y con toda la gama de colores cálidos -rojo, burdeos, amarillo, naranja, rosa.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados