Ediciones
Desplaza

Independientemente de que haya o no 50 palabras diferentes para referirse a la nieve en los idiomas de los pueblos del Ártico, ciertamente hay más que eso: muchas maneras de disfrutarla. Si estás aburrido de las guerras con bolas de nieve, harto de andar en trineo y no eres muy bueno tallando las pistas, entonces prueba estas actividades poco convencionales  en la nieve. Prometemos que no te dejarán con frio…

Aprende a leer las huellas de los animales en la nieve

Hay algo que decir de la simple emoción de saltar a un montículo de nieve, pero si buscas una diversión un poco más intelectual y helada, ¿qué mejor que jugar a ser Sherlock Holmes e intentar seguir las huellas de las patas en nieve? Un reto divertido y educativo tanto para niños como para adultos, ¿por qué no unir fuerzas con amigos y familiares para intentar identificar las misteriosas huellas de animales que encuentras en tus excursiones, paseos y en tu propio jardín? Ni siquiera tienes que llevarte un libro anticuado; sólo tienes que descargar la aplicación  iTrack Wildlife (disponible para iOS y Android), que viene con una completa base de datos con capacidad de búsqueda e imágenes detalladas que puedes incluso navegar sin conexión. Después de todo, es importante saber si estás tras la pista de una liebre… ¡o de un oso!

Asiste al Festival de la Nieve de Sapporo

¿Quieres ir un poco más lejos en tu diversión de invierno? Haz las maletas y dirígete a la ciudad de Sapporo, en la isla norteña de Hokkaido. Lo que comenzó como un pequeño evento en el Parque Odori en 1950, se ha convertido en una tradición popular anual que ha estado vigente durante la mayor parte del siglo. Conocido localmente como Yuki Matsuri, el Festival de la Nieve de Sapporo presenta intrincadas y gigantescas esculturas de hielo – algunas de más de 15 metros de altura, que parecen decoraciones para el palacio de la Princesa Elsa- creadas por equipos de escultores de hielo que compiten en torno al tema “Disfruta del hielo”. El festival está repartido en tres sitios diferentes en toda la ciudad, cada uno de los cuales ofrece diversas atracciones y diversiones, desde toboganes de nieve y rafting, hasta música en vivo, puestos de comida y un Bar de Hielo. Es imprescindible llevar ropa abrigada y zapatos con buena tracción, y no dejes de quedarte después del atardecer para ver las increíbles esculturas de hielo iluminadas por la noche. El festival se celebra hasta el 11 de febrero de 2020.

Construye un auténtico Snölykta sueco

“¡Snälla mamma, jag vill bygga en snölykta!” (“¡Por favor mamá, quiero construir una linterna de bolas de nieve!”) El llanto de los niños suecos cada invierno tan pronto como los primeros copos de nieve empiezan a golpear el suelo. Y puedes imaginarlos, con sus narices apretadas contra las ventanas, esperando ver si la nieve que cae es kramsnö (nieve que se puede apilar para hacer bolas de nieve) o pudersnö (nieve seca y polvorienta): la diferencia es crucial, ¡ya que sólo la primera se puede usar para construir un snölykta! Un snölykta es, de hecho, una linterna tradicional de bolas de nieve hecha creando bolas de nieve bien redondeadas y apilándolas para construir un cono o un iglú, y luego colocando velas en su interior. El resultado es una escultura estilizada y natural que transmite una sensación de armonía y comodidad. Consejo: Dejando un agujero en la parte superior de la pirámide, puedes evitar que la nieve se derrita, así como que la llama se extinga.

Fabrica dulces inspirados en la nieve

 “¡Cuidado donde van los huskies, y no comas esa nieve amarilla!” Frank Zappa da buenos consejos. Comer nieve no es tan agradable como parece, a menos que estemos hablando de las tortas de té rusas “bola de nieve” – pequeñas galletas redondas dulces hechas con nueces y una espolvoreada de azúcar en polvo. Usando la técnica de “volcado y amontonamiento” de un tazón, podrías estar acurrucándote con estos sabrosos dulces y una cálida taza de té Earl Grey en un abrir y cerrar de ojos.

Por otra parte, si estás buscando maneras de incorporar algo de la nieve real fuera de tu puerta en una divertida delicia de invierno, ¿por qué no intentar hacer helado de nieve? Hay una variedad de métodos y sabores, pero la forma más fácil y popular de hacerlo es simplemente mezclar leche (o crema) evaporada con extracto de vainilla y azúcar, y luego agregarlo a la nieve fresca. ¡Eso es todo! Un proyecto para un día de nieve en el que todos los miembros de la familia pueden colaborar y luego disfrutar de los frutos de su trabajo.

Y, por supuesto, si este invierno estás en Canadá – o tienes jarabe de arce fresco – prepara un caramelo de arce  (maple taffy) en la nieve.

Haz una caminata de invierno

Después de todas estas deliciosas indulgencias, puede ser aconsejable dar un paseo. Y si bien es cierto que se puede dar la vuelta a la manzana, no se puede negar que los paisajes alpinos realmente se llevan la palma cuando se trata de hermosos paisajes invernales que combinan la historia con el esplendor natural. A lo largo de los Alpes, desde Francia hasta Italia, Alemania, Suiza y Austria, encontrarás extensas redes de senderos, muchos de los cuales han sido recorridos durante siglos por pastores, agricultores y otras personas que se abren camino a través de las montañas, y algunos de los cuales son accesibles incluso en invierno.

Recorre las huellas de los soldados italianos en los caminos de la Gran Guerra en Carnia, pasea por los lagos helados de Seefeld en Austria, disfruta de los espectaculares paisajes protegidos por la UNESCO de la localidad suiza de Fafleralp, o vive el impresionante Valle de Aosta junto a las pistas de esquí de Cogne con vista al Parque Nacional del Gran Paraíso. Ya que estás allí, ¿por qué no pruebas tu habilidad para el esquí de fondo, las raquetas de nieve o incluso la escalada en hielo? Hagas lo que hagas, asegúrate de vestirte apropiadamente, notifica a alguien de a dónde vas y estar perdiente a la previsión meteorológica. Si no eres un excursionista experimentado, lo mejor es contratar el servicio de un guía local que te asegure que pasarás un rato seguro y agradable en el país de las maravillas invernal que has elegido.


No hay comentarios

Lo sentimos, los comentarios están bloqueados por el momento.


Artículos Relacionados